Ir a contenido

Los fraudes al amparo de internet

El dueño de una bici robada la recupera gracias a los Mossos tras verla en Wallapop

Un policía de paisano se hizo pasar por amigo del dueño en la cita con la ladrona para recomprar el vehículo

La Policía avisa de que si alguien compra un artículo robado y se descubre lo perderá con el dinero

Óscar Hernández

Soporte de bicicletas serrado en una calle de Barcelona.

Soporte de bicicletas serrado en una calle de Barcelona. / Jordi Cotrina

Kevin ha recuperado su bicicleta de 4.000 euros después de que una compradora intentara vendérsela dos días después por 400 euros a través de Wallapop, un conocido portal de venta de artículos de segunda mano. Dos mossos d'esquadra de paisano, uno de los cuales se hizo pasar por amigo de la víctima, acudieron a la cita con la presunta ladrona y recuperaron la bicicleta.

La historia se produjo hace unos pocos días en Ciutat Vella y coincidió con el primer servicio de paisano del mosso en prácticas José Miguel F., a quien le tocó patrullar con un veterano, Quim M.. "Nos llamaron de la central para avisarnos de que un joven había quedado con una vendedora para recuperar su bicicleta robada dos días antes y que había encontrado en Wallapop", recuerda el joven policía.

Los dos agentes se citaron con Kevin antes de acudir a la entrevista con la supuesta delincuente y planear la acción. Luego, uno de los mossos le acompañó a ver a la vendedora, mientras el otro los vigilaba. "Al ver que que el comprador estaba acompañado la chica empezó a ponerse nerviosa y a desconfiar. Yo tuve que ganarme su confianza para que nos llevara donde estaba la bicicleta y Kevin hasta le enseñó el dinero", recuerda el policía veterano, Quim M.

Paseo y llamada para despistar

"Tras un largo paseo por el Raval, la chica llamó a su cómplice y le explicó algo en portugués, que no entendimos. En ese momento me tuve que identificar como policía y decirle que nos llevara donde estaba la bicicleta", añade Quim M. El segundo policía se acercó y los cuatro entraron en el edificio, donde encontraron a la cómplice y la bicicleta, que había sido escondida en otro rellano superior.

La presunta ladrona había sido denunciada en otras ocasiones por pequeños robos y hurtos. Su amiga, no. Y Kevin recuperó la bicicleta de 4.000 euros, de la marca Wilier, que reconoció en Wallapop gracias a un par de modificaciones que le había hecho. La aventura ha motivado una carta de agradecimiento de la víctima "por el empeño, compromiso, dedicación y profesionalidad de los dos mossos". 

Guardar la factura con el número de bastidor

Josep Maria Pujol, jefe de la unidad de investigación de la comisaría de Eixample, ha explicado que hace también solo unos días su grupo esclareció otro robo de 60 bicicletas en una empresa gracias también a la utilización de Wallapop para su venta a menor precio. "Los usuarios tienen que saber que si compran una bici robada y se descubre perderán la bici y el dinero, que deberán reclamar al ladrón que se la vendió", añade. Y recomienda atar las bicicletas bien, preferiblemente con dos candados rígidos en forma de U,  y guardar siempre la factura con el número de bastidor para facilitar su recuperación.

Los Mossos además ofrecen la posibilidad de consultar en su web con el número de bastidor si la bicicleta ha sido recuperada. Si nadie la reclama, al cabo de varios años se donan a oenegés que las necesitan o quedan depositadas en instalaciones de la Guardia Urbana. 

Unas 4.500 bicis al año

Cada año se roban en Catalunya unas 4.500 bicicletas (4.271 en lo que va del 2019), de las que suelen recuperar una décima parte. Solo en la ciudad de Barcelona han sido sustraídas 955 bicis en lo que va de año, según los Mossos d'Esquadra.