adicciones

Los europeos gastan cada año al menos 30.000 millones en drogas

El director del Observatorio europeo, Alexis Goosdeel, alerta de la "alta" disponibilidad y la "gran pureza" de los productos

La directora de Europol avisa de un aumento de la violencia y las actividades delictivas relacionadas con las drogas

Los operativos coordinados entre varios países para combatir el narcotráfico.

Los operativos coordinados entre varios países para combatir el narcotráfico.

Se lee en minutos

Silvia Martinez

Los europeos se gastan cada año al menos 30.000 millones de euros en consumo de drogas, el 39% de ese montante en cannabis, el 31% en cocaína, el 25% en heroína, y el 5% en anfetaminas y metanfetaminas. Estas cifras convierten al mercado de las drogas, cada vez más accesibles particularmente a través de internet y las redes sociales, en una fuente importante de ingresos para los grupos de crimen organizado, según la última radiografía del mercado de las drogas publicado este martes por la agencia Europol y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías.

El informe, que se publica cada tres años, destaca que la disponibilidad general de las drogas en Europa sigue siendo “muy alta” y que los consumidores tienen acceso a una gran variedad de productos de gran pureza y alta potencia a precios que se han mantenido estables o que incluso se ha reducido. Los expertos sitúan además al continente europeo no solo como una región destino, sino también una importante productora de drogas y región de tránsito lo que ha llevado a un aumento de la actividad delictiva.

“Este informe es una llamada de atención a los responsables políticos para que aborden el rápido crecimiento del mercado de las drogas que es cada vez más global, coordinado y digital”, ha avisado el director del Observatorio europeo, Alexis Goosdeel. “Es importante porque es una referencia para combatir la producción y el tráfico de drogas”, ha destacado la directora ejecutiva de Europol, Catherine de Bolle, que ha alertado de la amenaza que suponen los grupos de delincuencia organizada. 

Según la máxima responsable de la agencia policial europea, el crimen organizado sigue siendo el mayor riesgo que afrontan los Estados miembros. “Lo que estamos viendo es que estos grupos son cada vez más complejos, están muy internacionalizados y se infiltran en la economía ilegal. Utilizan cada vez más violencia y corrupción y los asesinatos relacionados con el tráfico de drogas están aumentando”, ha alertado durante la presentación de las conclusiones del análisis. 

Cannabis, el rey de la droga

Se trata del principal mercado de drogas con un valor estimado de al menos 11.500 millones de euros. Los expertos cifran en unos 25 millones de personas -de entre 15 y 64 años- los consumidores de esta sustancia durante el último año. Además, aunque la hierba y la resina de cannabis siguen dominando el mercado, los productos derivados de esta droga son cada vez más diversos en Europa y las autoridades europeas han detectado extractos de alta potencia, como productos procedentes del cannabis para usos médicos y terapéuticos y un número cada vez mayor de productos con cannabidiol (CBD) o con niveles bajos de tetrahidrocannabidol que se están vendiendo en una variedad. También alertan de un aumento de la violencia entre los grupos de delincuencia organizada dedicados al cannabis.

Cocaína, un mercado en expansión

Se trata de la segunda droga ilegal más consumida de la UE, con un valor en el mercado minorista de al menos 9.100 millones de euros, y unos 4 millones de europeos (de entre 15 y 64 años) consumidores en el último año. Según la radiografía de la UE, el consumo sigue concentrado en el sur y el oeste de Europa, pero hay señales de que el mercado se está extendiendo. La producción récord registrada en América Latina ha intensificado el tráfico de esta droga hacia la UE, principalmente en contenedores marítimos. No obstante, “la presencia de grupos europeos de delincuencia organizada en América Latina está cambiando la dinámica permitiéndoles gestionar la cadena de suministro de principio a fin”, sostiene Goosdeel que apunta a que la UE se está convirtiendo también en una zona de tránsito de la droga hacia otros mercados en Asia y Oriente Medio.

Heroína y otros opiáceos

El informe calcula que en la Unión Europea hay 1,3 millones de consumidores problemáticos de esta droga, principalmente heroína, con un valor estimado de al menos 7.400 millones de euros que llegan a la UE principalmente a través de la ruta de los Balcanes. No obstante, las autoridades europeas han identificado “señales” de nuevas vías de entrada que aprovechan la ruta meridional y el canal de Suez aunque también se ha detectado la producción de precursores en Europa. Además, este tipo de drogas se comercializan cada vez más por internet y se entregan por correo, con frecuencia, en paquetes pequeños que contienen grandes cantidades de dosis para posibles consumidores.

Anfetaminas, metanfetaminas y éxtasis

Representan alrededor del 5 % de todo el mercado de las drogas en la UE, con un valor estimado del mercado minorista de al menos 1.000 millones de euros (más 500 millones el éxtasis). La producción de estas sustancias se realiza en general a “escala industrial” dentro de la UE y se destina al consumo nacional y a la exportación. Las autoridades europeas han detectado en los últimos años una mayor presencia en este segmento de grupos de delincuencia organizada extranjeros como los carteles mexicanos.

Te puede interesar

Menos sustancias psicoactivas

Las autoridades europeas han detectado menos sustancias nuevas, una evolución que achacan al mayor control. En 2018 se notificaron 55 nuevas sustancias al sistema de alerta rápida de la UE lo que eleva el número total de las mismas bajo seguimiento hasta las 731. Los principales países de origen son China y en menos medida India aunque se desconoce el valor del mercado.