Ir a contenido

OPERATIVO EN EL MARESME

Un mosso mata a un perro que atacaba a los agentes en una operación antidroga

En el operativo se ha desmantelado una asociación cannábica en el distrito de Sants-Monjuïc de Barcelona y cuatro plantaciones de marihuana en Argentona y Sitges

Efe

Un mosso esposa a un detenido.

Un mosso esposa a un detenido. / Mossos d'Esquadra

Un mosso d'esquadra que intervenía en un operativo contra una asociación cannábica ha matado de un disparo con su arma fuego reglamentaria a un perro de una raza potencialmente peligrosa, ante el riesgo para su seguridad y la de sus compañeros en el registro de una casa de Argentona (Maresme).

Según han informado los Mossos d'Esquadra en un comunicado, ante la inminencia del ataque y la imposibilidad de neutralizar la agresión mediante otras herramientas menos lesivas, el agente no ha tenido más opción que utilizar su arma de fuego para evitar resultar herido, tanto él como sus compañeros de equipo.

Ataque de otros tres perros

Minutos antes, los agentes sí habían podido repeler un ataque en la misma finca de otros tres perros, de la misma raza potencialmente peligrosa, en esta ocasión utilizando pistolas eléctricas y disparando proyectiles de foam, ante lo que los tres canes no han sufrido lesiones graves.

En el operativo se han podido desmantelar una asociación cannábica en el distrito de Sants-Monjuic de Barcelona cuatro plantaciones de marihuana en las localidades barcelonesas de Argentona y Sitges (Garraf).

Ha sido en uno de los registros, en una casa aislada en Argentona, donde los agentes, que han detenido allí a dos personas, se han encontrado a tres perros que han reaccionado de forma agresiva al ver la presencia policial.

Pistolas eléctricas y proyectiles de foam

Según los Mossos, ante el riesgo para la integridad física de los agentes, y para tratar de minimizar daños lesivos en los animales, los policías han utilizado sus pistolas eléctricas y han disparado proyectiles de foam para repeler el ataque.

Los tres perros, de la misma raza, considerada como potencialmente peligrosa, se encuentran en buen estado y no han sufrido lesiones graves, según la policía autonómica.

Posteriormente, los agentes se han encontrado de forma súbita en la cocina a un cuarto perro, que ha iniciado un ataque contra los policías, por lo que en este caso han disparado con el arma de fuego y lo han matado.

Detenidos por tráfico de drogas

Los propietarios de los perros han sido detenidos como supuestos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Por su parte, los tres perros han quedado a cargo de otras personas que vivían en el mismo inmueble y que no eran objeto de la investigación policial.

En total, en los registros en la asociación cannábica y en las dos plantaciones de Argentona y Sitges han sido detenidas cinco personas, entre ellas los máximos responsables del grupo.