26 feb 2020

Ir a contenido

30 años de la convención sobre los derechos del niño

El apasionado discurso de Audrey Hepburn por los derechos de los niños | Vídeo

Unicef instala su mural más grande hasta la fecha para poner el acento sobre el derecho de todos los recién nacidos a tener un certificado de nacimiento

El Perióidco

Discurso de Audrey Hepburn en favor de los derechos de los niños. / UNICEF

Este miércoles se cumplen 30 años del apasionado discurso que hizo Audrey Hepburn, entonces Embajadora de Buena Voluntad de Unicef, en defensa de los derechos de los niños. La actriz, fallecida en 1993, lo leyó una vez los dirigentes mundiales aprobaron la Convención sobre los Derechos del Niño. "Cada niño [...] podrá ejercerlos (sus derechos) sin distinción ni discriminación alguna por raza, color, sexo, idioma o político", exponía Hepburn. "Estará educado en un espíritu de compresnisón, tolerancia, amistad entre pueblos, paz y hermandad universal", recitaba.

Ahora Unicef lo ha recuperado para conmemorar el aniversario de dicha convención, que marca la celebración el día universal del niño. "En este #DíaMundialdelosNiños, queremos hacer realidad la promesa de esas palabras históricas", tuiteó el lunes la cuenta de Unicef junto al mencionado vídeo.

El organismo ya inició este lunes la celebración del 30 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño en Bruselas con la inauguración de su mural más grande hasta la fecha para poner el acento sobre el derecho de todos los recién nacidos a tener un certificado de nacimiento. "En los últimos 30 años ha habido muchos progresos, pero todavía quedan muchos desafíos", señaló el portavoz del comité belga de Unicef, Philippe Henon, quien recuerda que "cada día mueren 15.000 niños por enfermedades o situaciones que podrían solucionarse fácilmente". Es por esta razón que, dentro del combate de Unicef contra la mortalidad infantil, el principal objetivo de la ONG es "asegurar que el primer derecho de los niños, el de la identidad, esté cubierto".

La iniciativa se basa en promover el registro legal de todos los niños recién nacidos, ya que Unicef estima que algo más de la mitad de los menores en África subsahariana no tienen un certificado de nacimiento. El mural descubierto en Bruselas muestra a dos niños sobre un avión de papel hecho a partir de un certificado de nacimiento acompañado del eslogan "Un trozo de papel, una oportunidad para toda la vida". "Este documento es fundamental porque sin él los niños no pueden acceder a otros derechos como el de la asistencia sanitaria o la escolarización", remarcó Henon.

En países como Uganda y Zambia, donde la ONG lleva a cabo programas de concienciación junto a la ayuda económica de la Unión Europea (UE), la notificación legal de nacimientos se ha incrementado un 300 % y 100 % respectivamente, en comparación con los datos del 2018. "La UE ha sido un apoyo histórico en el registro de nacimientos y muchos niños africanos viven mejor gracias a su ayuda", aseguró el director regional de Unicef en el Este y Sur de África, Mohamed Malick Fall.

En el acto también estuvo presente la atleta belga Nafissatou Thiam, embajadora de Unicef, que se comprometió a "arrojar luz sobre el trabajo de la ONG en Bélgica" y utilizar su éxito en el deporte "para algo mayor".

Por otro lado, la organización hizo pública su voluntad de "incrementar la implicación de los niños en las leyes y decisiones que les incumben", en palabras de Henon.
"Los niños tienen derecho a la participación, deben poder alzar su voz y dar su opinión", remarcó el portavoz belga.

El mural de 150 metros cuadrados presentado hoy en el centro de Bruselas viajará a África próximamente y busca sensibilizar a la ciudadanía europea sobre el "impacto" que puede suponer un certificado de nacimiento para un niño y cuán "crucial" es este documento para asegurar que los derechos de los infantes sean respetados. 

Temas Unicef