Ir a contenido

JORNADA MUNDIAL

El Papa come con 1.500 pobres en el Vaticano

El menú ha consistido en lasaña, pollo, postre, fruta y café

Francisco lamenta "la indiferencia de la sociedad" hacia las personas sin recursos

El Periódico

El Papa Francisco durante un almuerzo con indigentes, en el salón Pablo VI, en el Vaticano

El Papa Francisco durante un almuerzo con indigentes, en el salón Pablo VI, en el Vaticano / VIZENZO PINTO AFP

El Papa ha invitado a comer en el Aula Pablo VI del Vaticano a cerca de 1.500 personas sin recursos con ocasión de la tercera Jornada Mundial de los Pobres, instaurada por él mismo en 2016 tras concluir el Jubileo de la Misericordia.

Según ha informado la oficina de prensa de la Santa Sede, el menú, que ha sido servido por 50 voluntarios, consistía en lasaña, pollo a la crema de champiñones y patatas, un postre, fruta y café.

Durante el Ángelus de este domingo, el Papa ha lamentado la indiferencia de la sociedad frente a las situaciones de pobreza. "He visto hace poco las estadísticas sobre la pobreza. Me hace sufrir la indiferencia de la sociedad hacia los pobres. Recemos", ha manifestado.

Un nuevo centro de acogida

"Agradezco a los médicos y enfermeros que han prestado servicio estos días en el Presidio Médico de la Plaza de San Pedro. Agradezco todas las iniciativas en favor de la gente que sufre, de los más necesitados. Esto debe dar testimonio de la asistencia a los hermanos y hermanas que no debe faltar nunca", ha agregado.

Francisco ha hecho de la ayuda concreta a los pobres uno de los ejes de su pontificado. El pasado jueves, el Pontífice inauguró en el Vaticano un centro, instalado bajo la columnata de Bernini, que acogerá día y noche a las personas que duermen normalmente en los soportales de la Vía de la Conciliación, adyacente a la plaza de San Pedro.

De hecho, hasta ahora, Francisco ha hecho instalar unas duchas, una barbería, una lavandería, así como centros sanitarios de primera asistencia, y puntos de reparto de mantas y comida.