Ir a contenido

Procedente de Perú

Hallados 500 kilos de cocaína en un contenedor del puerto de Barcelona

La mercancía, de gran puereza, podría alcanzar un valor en el mercado ilícito superior a los 50 millones de euros

El Periódico

Hallados 500 kilos de cocaína en un contenedor en el puerto de Barcelona. / MOSSOS / AGENCIA TRIBUTARIA

La Agencia Tributaria y los Mossos han decomisado en el Puerto de Barcelona unos 500 kilos de cocaína de gran pureza que se habían ocultado en un contenedor procedente de Perú con el fin de que fueran introducidos en territorio español.

Según han informado hoy el Ministerio de Hacienda y los Mossos en una nota conjunta, la aprehensión de la droga, repartida en un total de 489 paquetes, tuvo lugar el pasado 26 de octubre.

La operación, denominada 'Chakhana', se inició cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que en la fecha indicada se descargaría en el puerto de Barcelona un contenedor procedente del puerto peruano de Callao en el que se podría ocultar una cantidad indeterminada de droga.

Aceite de pescado

Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y agentes de los Mossos d’Esquadra localizaron el contenedor donde presumiblemente se ocultaba la droga, que transportaba 20 toneladas de aceite de pescado, y procedieron a su apertura.

En el interior del contenedor se encontraron los 489 paquetes de cocaína de gran pureza, dispuestos dentro de 16 bolsas de deporte que estaban envueltas en papel film y reforzadas con cinta americana.

Los narcotraficantes intentaban introducir la droga en territorio español por el sistema denominado 'gancho ciego', consistente en introducir en el puerto de origen bolsas con droga en un contenedor con carga legal de una compañía que no levante sospechas.

La banda procede a recuperar la droga en el puerto de destino o de tránsito en las primeras horas de su llegada, intentando evitar su control, y sin conocimiento por parte de los remitentes ni destinatarios de la carga legal.

Este cargamento de cocaína podría alcanzar un valor en el mercado ilícito superior a los 50 millones de euros, según las fuentes informantes.

La investigación, a cargo del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona, continúa abierta para tratar de descubrir y poner a disposición de la justicia a los presuntos responsables de los hechos