Ir a contenido

OLAS DE 15 METROS

El temporal de frio y nieve castiga el norte de España

Más de 700 incidencias en Galicia y un montón de carreteras cortadas por la nieve

Agencias

Olas de hasta 15 metros en A Coruña, este jueves.

Olas de hasta 15 metros en A Coruña, este jueves. / EFE / CABALAR

El temporal que ha azotado este jueves Galicia y la zona cantábrica ha dejado más de 700 incidencias en toda la comunidad gallega, como accidentes de tráfico por hielo y caída de árboles o vallas, provocadas por los fuertes vientos que han rozado los 125 kilómetros por hora y olas que han superado picos de 15 metros, produciéndose incluso un tornado destructivo.

A Coruña y Pontevedra, en alerta roja, han sido las más afectadas por esta situación, con 441 y 190 incidencias, respectivamente, que no ha sido mejor en Lugo (56) y Ourense (30), donde las bajas temperaturas han causado el corte de carreteras y han dejado sin clase a un millar de alumnos. En Arteixo (A Coruña), un tornado arrancó varios árboles y cables del alumbrado público sin causar víctimas.

La situación en el mar se agravó en prácticamente todo el litoral gallego con olas de más de doce metros y picos que superaron los quince cerca de la ciudad de A Coruña. Debido al fuerte oleaje, la flota gallega permaneció amarrada en su inmensa mayoría.

El servicio de transporte marítimo en la ría de Vigo fue cancelado por climatología adversa y en el transporte aéreo cuatro vuelos con destino A Coruña y Vigo se vieron obligados a modificar su ruta. 

Carreteras cortadas

La intensa nevada también ha obligado a cerrar al tráfico la autopista AP-66, principal vía de comunicación entre Asturias y la Meseta, y también dificulta el tránsito en el Puerto de Pajares (N-630), la alternativa para cruzar la Cordillera, donde los turismos deben utilizar cadenas y los vehículos pesados tienen prohibida la circulación.

Esta autopista de peaje de alta montaña se prolonga a lo largo de 80 kilómetros y dos tercios de su longitud transcurren en cotas de entre 1.000 y 1.100 metros en plena cordillera cantábrica.

El temporal, que mantiene al Principado en alerta roja (riesgo extremo), ha provocado diversas incidencias en la red viaria a lo largo de la jornada y se prevé que continúe este viernes, lo que ha llevado a la Dirección General de Tráfico a aconsejar que no se circule por las carreteras asturianas.

Aludes en los Picos de Europa

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido un aviso por riesgo de aludes en el Parque Nacional de Picos de Europa a partir de este jueves a medianoche y hasta las 12:00 horas del próximo lunes, debido a las precipitaciones en forma de nieve que se están produciendo desde cotas superiores a los 800/900 metros.

En las próximas horas y a lo largo del fin de semana, advierte la Aemet, la persistencia de las nevadas provocará una acumulación de espesores importantes que, sumados a los ya existentes, es muy probable que superen localmente entre los 80 y 100 centímetros por encima de los 1.200 metros.

Esta situación, indica, incrementará "notablemente el peligro de desencadenamiento de aludes de nieve reciente sin cohesión", tanto espontáneos como provocados de forma accidental, que "pueden causar daños a personas e infraestructuras, incluyendo la red viaria, y se pueden producir a cualquier hora del día", hasta por la noche, en todas las orientaciones y a cualquier cuota.

A Catalunya llegarán los restos del temporal, con más frío y nieve a cotas bajas, pero no se esperan tantos problemas.