24 oct 2020

Ir a contenido

Por falta de mantenimiento

El Síndic investiga si la ACA tuvo responsabilidad en las inundaciones del Francolí

Los alcaldes denunciaron que la Generalitat no hizo el mantenimiento necesario y que los cauces estaban sucios

Efe

Varios operarios trabajan en L’Espluga de Francolí tras el temporal

Varios operarios trabajan en L’Espluga de Francolí tras el temporal / JOSEP LLUÍS SELLART (EFE)

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha abierto una investigación de oficio para averiguar si la Agencia Catalana del Agua (ACA) tuvo alguna responsabilidad en el desbordamiento del río Francolí por los fuertes aguaceros del pasado martes por no mantener limpio el cauce del río.

Según algunos alcaldes afectados por la crecida del río, que causó víctimas mortales y cuantiosos daños, el estado de mantenimiento insuficiente de los cauces públicos podo haber contribuido a agravar la situación por el fuerte temporal de lluvias, que llegó a descargar casi 300 litros de agua por metro cuadrado en algunas localidades tarraconenses.

En concreto, los alcaldes denunciaron que la ACA no hizo el mantenimiento necesario y que los cauces estaban sucios con cañas, raíces, sedimentos y árboles que fueron arrastrados por la crecida del río, lo que agravó la inundación.

El Síndic ha informado de que quiere aclarar "si la ACA ha ejercido debidamente sus competencias en materia de control e inspección en la zona de dominio público hidráulico y de prevención de las inundaciones".

El defensor de los catalanes ha recordado que el vigente Programa de medidas del ámbito hidrológico del Plan de gestión del riesgo de inundación de cuenca fluvial de Cataluña incluye, entre las medidas que debe implementar la ACA durante el período 2016-2021 para hacer frente a los riesgos de inundación detectados, la elaboración de un programa de mantenimiento y conservación de cauces.

El Síndic también investigará la ubicación de las viviendas y las edificaciones en zonas inundables que se vieron afectadas gravemente por la riada.

Con motivo de otros episodios de avenidas extraordinarias, Ribó ya destacó la necesidad de garantizar que los ayuntamientos, bajo la supervisión de la Generalitat, dispongan de un plan de defensa de las zonas inundables consolidadas en el que se indiquen las medidas a adoptar para preservar la seguridad de las personas.

El actual programa de mantenimiento y conservación de cauces 2018-2019 distingue entre las actuaciones que deben llevarse a cabo en tramos no urbanos de cauces públicos, que son financiadas íntegramente por la Agencia Catalana del Agua, y las actuaciones a llevar a cabo en tramos urbanos de cauces públicos, que son financiadas por la ACA en un 80 % del importe de las actuaciones.

Aunque el temporal de Levante provocó en algunos puntos los aguaceros más intensos en los últimos 50 años en Cataluña y superó las previsiones meteorológicas iniciales, Ribó ha recordado que "las políticas territoriales y de prevención son más necesarias que nunca".

Precisamente, por las condiciones extraordinarias de este temporal, en el que han muerto dos personas y del que aún se están buscando a cuatro personas desaparecidas, el Síndic ha reiterado que "hay que desarrollar con la máxima celeridad un conjunto de medidas radicales para afrontar en Cataluña los efectos del cambio climático".