03 abr 2020

Ir a contenido

imágenes

Desolación en L'Espluga de Francolí por el temporal | Fotos

Los vecinos han amanecido hoy con dos desaparecidos y un paisaje con árboles arrancados, fango, y un puente, un restaurante y una bodega literalmente destruidos por la fuerza del agua

Agencias

Varios operarios trabajan en L’Espluga de Francolí tras el temporal

Varios operarios trabajan en L’Espluga de Francolí tras el temporal / JOSEP LLUÍS SELLART (EFE)

L'Espluga del Francolí ha sido uno de los municipios más afectados por el temporal de lluvia que ha cruzado este martes y miércoles Catalunya. Los vecinos de la localidad han amanecido hoy con dos personas desaparecidas y un paisaje con árboles arrancados, fango, y, como escena evocadora de la desolación, un puente, un restaurante y una bodega literalmente destruidos por la fuerza del agua.

Las cañas y los escombros que el martes por la noche bajaban con fuerza por el río Francolí taponaron uno de los puentes y esto hizo que el nivel del agua subiera unos metros. Se llevó un restaurante entero y una vivienda, además de coches que había aparcados. La calle de la Font ha sido una de los más afectadas. La línea del agua se ve en las fachadas, a casi dos metros de altura. Los bajos de las casas se encuentran llenos de barro y escombros y lo que había en el interior está destrozado, incluidos tractores, coches, maquinaria o herramientas. Los vecinos trabajaban desde primera hora de este miércoles para recuperar la normalidad.

Trabajos para recuperar la normalidad en L'Espluga de Francolí / JOSEP LLUIS SELLART (efe)

El aguacero ha hecho que sólo haya quedado operativo el acceso norte al municipio, desde Vimbodí y Poblet. Hay dos puentes cerrados al tráfico, llenos de basura y sin barandillas. El acceso a la población desde Montblanc está cerrado con tres coches llenos de barro lanzados contra las barandillas, un gran árbol caído, mucho barro y maquinaria trabajando para restablecer la normalidad. "Nunca había presenciado nada así", asegura a Efe Atanasio, un vecino de 72 años que ha visto su calle convertida en un río, pero "sin más consecuencia que el susto".  [Siga a las lluvias en Catalunya por la DANA | Última hora en directo]

La actividad en el pueblo ha quedado parada, entre afectados que trabajan para recuperar la vida de antes y algunos curiosos. También ha comenzado a aparecer la solidaridad entre vecinos. David Altarriba tiene una empresa de construcción en L'Espluga de Francolí y ha puesto la maquinaria y el personal a disposición de los afectados. "El restaurante de mi primo está inundado, las neveras están fuera, no queda nada. Nosotros hoy limpiaremos toda la zona pero para recuperarlo ya dependerá de los seguros ", ha asegurado a la agencia ACN.

Árboles caídos y arrastrados por la lluvia en L'Espluga de Francolí / josep lluís sellart (efe)

Sin luz ni agua

El municipio está sin luz ni agua, las tiendas cerradas y la marca de hasta dónde ha llegado el agua es de casi 2 metros. Los temas de todas las conversaciones de los vecinos eran esta mañana cómo la tromba caída les recordaba un trueno infinito o qué pasará ahora en el pueblo. Justo unos días atrás, se recordaban los 25 años de las riadas de 1994, pero esta “ha sido peor, aquí no ha llovido tanto, toda el agua viene de Prades”, señala María.

Un acceso a L'Espluga de Francolí cortado / mossos d'esquadra

El alcalde de L'Espluga de Francolí, Josep Maria Vidal, ha apuntado que serán necesarias "horas o días" para recuperar los suministros de agua, luz y gas a los domicilios de la localidad. Vidal ha avanzado a la ACN que intentarán llevar algún generador de electricidad a fin de restablecer el servicio, pero que los tres puntos de suministro del municipio han quedado afectados por las inundaciones. En cuanto al agua, el alcalde ha indicado que el municipio estaba a punto de hacer restricciones a los domicilios por la escasez que hay fruto de la sequía. El agua caída sin embargo, no ha arreglado la situación, ya que muchas tuberías se han roto y debido a la falta de electricidad no se ha podido trasvasar agua a los pozos. Vidal ha apuntado que hay tres edificios con graves afectaciones. El del restaurante y la bodega, que ha quedado arrasado, un edificio municipal donde se almacenaba maquinaria de la Agrupació de Defensa Forestal y una empresa de deportes de aventura. 

La localidad de Prades acumuló 264 litros de agua en poco tiempo y todos los torrentes bajaban con mucha fuerza hasta desembocar en el río Francolí que, desbordado, ha arrasado totalmente el restaurante El Gatim y la bodega Rendé Masdéu. Mientras, muchos curiosos, pese a las advertencias de Protección Civil, se acercan al Francolí para fotografiar el río y sus destrozos, los servicios de emergencias buscan a dos personas desaparecidas cuando iban a bordo de un coche. Los Bombers de la Generalitat han encontrado un vehículo vacío en un arroyo, pero no han confirmado aún si se trata del que ocupaban estos dos vecinos.