Ir a contenido

EN LA ISLA WRANGEL

¿Por qué se extinguió el último mamut?

Un equipo de científicos analiza la desaparición de este mamífero, hace 4.000 años, para poder salvar a otras especies

El Periódico

Diente de mamut encontrado en la isla de Wrangel 

Diente de mamut encontrado en la isla de Wrangel  / Europa Press

Los últimos mamuts lanudos se extinguieron hace 4.000 años en la isla Wrangel del océano Ártico. Un equipo de investigadores ha estudiado ahora el por qué de su desaparición con el obejtivo de poder salvar a otras especies existentes. Un estudio publicado en la revista Quaternary Science Reviews y recogido por la CNN afirma que estos mamuts sobrevivieron a otros de su especie al lograr escapar de los efectos del calentamiento global que sí afectaron al resto.

Estos gigantes de la Edad de Hielo, a pesar de su semejanza con el elefante actual, vivieron en otros tiempos y compartían hábitat con distintas especies como los osos o los temidos felinos. Los científicos no han parado de preguntarse por qué este mamífero con altura de unos cuatro metros y unos colmillos considerables dejó de existir. 

Un equipo de investigadores finlandeses, rusos y alemanes han analizado restos de estos mamuts para descubrir por qué algunos sobrevivieron. Cualquier diferencia en la alimentación y en el entorno ambiental son factores que influyen. La subsistencia de los mamuts de la isla de Wrangel frente a otros miembros de su especie se debe probablemente a que gastaron menos energía porque las circunstancias de su entorno no eran tan intensas, afirman los investigadores. 

Además, los mamuts lanudos tenían un tipo de sangre que les permitía mantener su temperatura corporal para sobrevivir a la dura climatología del Ártico, según han confirmado estudios publicados en la revista Nature Genetics.

Los factores de la extinción 

La extinción de esta especie fue en gran parte causada por la contaminación de sus fuentes de agua. Lo demuestra la cantidad de azufre encontrado en los huesos de los mamuts. Otro factor importante fue la falta de alimentación causada por las condiciones meteorológicas extremas, con lluvia y nieve, que provocaron una gruesa capa de hielo, señalan los expertos.

Los humanos habrían jugado también un papel importante en su extinción debido a la práctica de la caza.

El cambio climático

La explotación de los recursos naturales, el cambio climático y la contaminación son los principales factores en la extinción de las especies, según un informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES). "La salud de los ecosistemas de los que dependemos nosotros y todas las demás especies se está deteriorando más rápidamente que nunca", explica Robert Watson, presidente de IPBES,  que añade que se necesita un "cambio transformador" para salvar el planeta.

Rachel Warren, profesora de cambio global y biología ambiental en la Universidad de East Anglia, ha afirmado en declaraciones a la CNN que los gobiernos deberían centrarse en "la restauración de ecosistemas destruidos o degradados con especies nativas, ya que esto ayuda a abordar tanto la pérdida de biodiversidad como el cambio climático". 

En los últimos años, la biodiversidad de especies y de ecosistemas se ha reducido y hemos sido testigos de la pérdida de mamíferos, peces y reptiles en todo el mundo. Conservar la biodiversidad es un objetivo aceptado globlalmente, así como cuidar y proteger las especies salvajes amenazadas, advierten los expertos, que aseguran que todavía hay tiempo para salvar especies en peligro crítico.