Ir a contenido

TrÁGICO SUCESO EN ALMERÍA

Arrestada una mujer en El Ejido por matar a su hijo de 7 años

La madre mantenía un litigio judicial con su expareja desde hacía años por la custodia del menor

La Guardia Civil le imputa un delito de homicidio, tras hallar al menor muerto por asfixia

Julia Camacho

Coche patrulla de la Guardia Civil.

Coche patrulla de la Guardia Civil.

Una mujer de 38 años ha sido arrestada este jueves por la Guardia Civil tras matar a su hijo de 7 años en Almería. Los hechos han sucedido en localidad de Las Norias de Daza, perteneciente a El Ejido, y los agentes tratan ahora de esclarecer los motivos de lo sucedido. La presunta parricida estaba separada desde hacía un par de años y mantenía no pocas discusiones con su expareja, con quien se enzarzó judicialmente, denuncias cruzadas incluidas, por la custodia del pequeño, según señalan fuentes cercanas al caso.

La mujer, de nacionalidad española e identificada como A. M. B., transportaba en el interior de su vehículo el cuerpo del niño cuando sobre las 10.30 horas fue detenida por miembros de la Guardia Civil. Una de las patrullas tuvo que cruzarse en la carretera para interceptar el coche cuando circulaba por una barriada de Las Norias de Daza tras intentar de forma infructuosa ocultarse en casa de su exmadrastra. Ante la negativa de la conductora a abrir el automóvil, los agentes tuvieron incluso que romper una de las ventanillas para acceder al interior.

Abuelastra del pequeño

La presunta parricida había acudido poco antes desde Huércal de Almería, donde residía, a El Ejido a buscar refugio en casa de su exmadrastra (la exnovia de su padre), abuelastra del pequeño, a quien incluso requirió para que le ayudara a sacar al niño del vehículo. Fue esta mujer quien avisó por teléfono a los servicios sanitarios y a la Guardia Civil de la presencia de la presunta agresora y del menor, al que notó con signos de inconsciencia.

En declaraciones a los medios de comunicación, la exmadrastra ha relatado que la madre del niño ya no convivía con el padre del menor. “Nadie de su entorno la hacía caso, así que últimamente venía por aquí, lo había hecho varias veces en cosa de un mes y se quedaba en el coche, fumando. Ella no estaba bien, se notaba, pero jamás esperaba que llegara a este punto”, ha señalado.

Según ha indicado, cuando se encontró con la presunta parricida por la mañana le extrañó que el niño no estuviera en el colegio y el estado que presentaba, “amoratado”, por lo que incluso le preguntó a la madre “qué le había hecho a Sergio”. La madre negó que le pasara nada y rechazó llevarlo al hospital. No fue hasta que esta se marchó que la exmadrastra pudo alertar a la Guardia Civil y a los servicios sanitarios, que intentaron sin éxito reanimar al pequeño en el mismo vehículo donde fue interceptado. Las primeras hipótesis apuntan a una muerte por asfixia, aunque será la autopsia la que confirme este extremo.

Minutos de silencio

Pese a no ser vecinos de la localidad, el Ayuntamiento de El Ejido ha convocado para este viernes una concentración con un minuto de silencio en la plaza Mayor, junto al consistorio, en repulsa por lo ocurrido. Asimismo, el grupo municipal de Vox, que gobierna en coalición con el PP, ha anunciado otro minuto de silencio por lo que consideran un caso de “violencia intrafamiliar”.