Ir a contenido

Reconocimientos

El Nobel de Medicina 2019 premia a los descubridores de cómo las células se adaptan a los niveles de oxígeno

Los estadounidenses William Kaelin y Gregg Semenza y el británico Peter Ratcliffe reciben el galardón

El Periódico

Premios Nobel de Medicina / EFE

Los científicos estadounidenses William G. Kaelin y Gregg L. Semenza, así como el británico Peter J. Ratcliffe han sido elegidos ganadores del Nobel de Medicina por sus estudios sobre medicina molecular, informó este lunes el Instituto Karolinska de Estocolmo. 

Los tres científicos han logrado con sus estudios "identificar la maquinaria molecular que regula la actividad de los genes en respuesta a los niveles cambiantes de oxígeno", comunicó el Karolinska. 

Con ello han establecido la base para entender cómo los niveles de oxígeno afectan el metabolismo celular y la función fisiológica, lo que "allana el camino en el desarrollo de nuevas estrategias para combatir la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades", prosigue la explicación del instituto.

Mecanismos moleculares

La importancia fundamental del oxígeno se ha entendido durante siglos, pero durante mucho tiempo se desconocía cómo las células se adaptan a los cambios en los niveles de oxígeno; y los premiados hoy han revelado los mecanismos moleculares que subyacen en este proceso.

Kaelin, nacido en 1957 en Nueva York, es especialista en medicina interna y oncología, su compatriota Semenza es asimismo neoyorkino, nacido 1955, y es pediatra, mientras que el británico Ratcliffe nació Lancashire en 1954 y es experto en la nefrología. 

Una hormona llamada EPO

"En la década de 1980, nos dimos cuenta de que en los riñones, el cuerpo produce una hormona llamada EPO. La gran pregunta era cómo las células podían sentir que no suficiente oxígeno para que el cuerpo produzca EPO Es el trabajo de estos investigadores que hizo posible entenderlo ", explica Olivier Hermine, médico e investigador del Instituto Necker para Niños Enfermos de la Universidad de París Descartes.

Radcliffe y Semenza aplicaron luego este conocimiento para mostrar que el mecanismo de detección de oxígeno estaba presente en prácticamente todos los tejidos humanos. Kaelin ha identificado otro gen, el VHL, presente en pacientes con un trastorno genético que los expone a un riesgo mucho mayor de ciertos tipos de cáncer. El gen transfiere la capacidad del cuerpo para prevenir la aparición de cáncer y juega un papel clave en la forma en que las células cancerosas responden a bajos niveles de oxígeno.

Desde su oficina en Oxford, Peter Ratcliffe indicó que estaba escribiendo una solicitud de subvención cuando recibió una llamada de Estocolmo. "Como con casi cualquier descubrimiento científico, sus consecuencias surgen más tarde. Realmente no consideramos la importancia del espectro de este sistema cuando comenzamos a trabajar en él", dijo en el sitio web nobelprize.org .

En el 2018, el premio fue para James P. Allison de los Estados Unidos y Tasuku Honjo de Japón por su investigación sobre inmunoterapia, que resultó particularmente efectiva en el tratamiento de cánceres virulentos. La temporada Nobel continuará el martes con física y química el miércoles.

Temas: Premios Nobel