Ir a contenido

Polémica en Almería

El alcalde de El Ejido aclara que "no rompe" el sistema que protege a las mujeres maltratadas

El municipio (PP y Vox) pide ayuda por las bajas de los policías locales y propone que la Policía Nacional y la Guardia Civil asuman sus funciones "de manera temporal"

Europa Press

Manifestación contra la violencia machista en Madrid.

Manifestación contra la violencia machista en Madrid. / CURTO DE LA TORRE (AFP)

El alcalde de El Ejido (Almería), Francisco Góngora (PP), ha anunciado la voluntad del Ayuntamiento, en el que gobierna en coalición con siete concejales de Vox, de "no romper" el acuerdo para la prestación del Sistema de Seguimiento Integral de casos de Violencia de Género (VioGén) en el municipio, si bien ha señalado que van a valorar el "nivel de asistencia" que pueden dedicar a través de la Policía Local al programa y ver "en qué medida tenemos que recibir algún tipo de colaboración por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

"Suspensión temporal de un año"

Así lo ha trasladado en una comparecencia el primer edil ejidense ante el "revuelo" que se ha originado por plantear "una suspensión temporal durante un año" del convenio hasta que se retomara "la situación de normalidad" con la Policía Local, que sufre una "merma del 40% con picos de hasta el 60% y con una negociación de convenio colectivo que este viernes volvemos a retomar".

El alcalde ha asegurado que su postura no supone una "rectificación" con respecto a los planes iniciales y tampoco se deriva de "ningún tipo de imposición" por parte de Vox como socio de gobierno, con lo que ha querido alejar cualquier "controversia" al respecto. "Estamos convencidos de que existe una violencia de género y una violencia también que va más allá del género, pero los datos son incontestables", ha incidido.

Así, ha afirmado que el próximo viernes va a mantener una reunión dentro de la comisión de seguimiento del plan con las entidades implicadas en la Subdelegación de Gobierno para analizar "hasta dónde podemos llegar con el número de efectivos que tenemos" y ver "hasta dónde nos va a tener que prestar colaboración" otros cuerpos, ya que según sus cálculos, la Guardia Civil podría cubrir a tres víctimas de bajo riesgo mientras que la Policía Nacional haría lo mismo con otras 35 de las 286 del total del municipio.

La situación de la Policía Local

Góngora ha insistido en la negociación que se mantiene abierta con la Policía Local, que "no siempre ha sido bien entendida por el lado sindical" y que ha llevado a "situaciones complicadas en la prestación de determinados servicios públicos".

Aunque ha reconocido que desde la puesta en marcha del convenio hace cinco años han sido dos los agentes designados a la unidad de violencia de género y menores, el alcalde ha insistido en que "cuando no están tiene que localizar a compañeros para que presten ese servicio", lo que les aboca a "una mayor implicación" de la plantilla para con las víctimas.

"Son 49 los policías los que a día de hoy están en condiciones de prestar servicio activo en las materias encomendadas y en la asistencia a Ministerio del Interior a través de Viogén", ha dicho el primer edil ejidense, quien ha recordado que hay un 12% de bajas por prejubilación o que la plantilla se ve afectada en un tercio durante los periodos vacacionales.

En cualquier caso, el alcalde espera que "a lo largo de dos meses o dos meses y medio" se pueda cerrar la negociación "en positivo", cubrir las bajas de los agentes, ya que es "un número considerable", y volver a un "clima de normalidad". "Ha habido bajas por enfermedad hasta un 60%, y así hemos tenido que afrontar las procesiones de Semana Santa, fiestas patronales y prácticamente el día a día", ha añadido.