Ir a contenido

DECISIÓN JUDICIAL

El juzgado deja en libertad a los miembros de la familia Jodorovich

Los Mossos detuvieron a cuatro miembros del clan por presunto blanqueo de capitales

Entre los arrestados estaba el presidente de la federación de asociaciones gitanas

J. G. Albalat / Guillem Sánchez

Operación policial de los Mossos contra el blanqueo de capital y tráfico de drogas en la Zona Franca de Barcelona, el pasado 18 de septiembre. / ACN VÍDEO

El Juzgado de Instrucción 10 de Barcelona ha dejado este viernes el libertad provisional a los cuatro detenidos de la familia Jodorovich detenidos el pasado miércoles por los Mossos en relación con una causa abierta por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, contra la salud pública, organización criminal y fraude a Hacienda. El fiscal no ha pedido prisión ni ninguna otra medida cautelar para los arrestados y, por lo tanto, la jueza ha acordado liberarlos, a la vez que ha levantado el secreto de sumario. Los encausados se han acogido a su derecho a no declarar.  

Entre los detenidos se encuentra Simón Montero Jodorovich, presidente de la Federació d’Associacions Gitanes de Catalunya (Fagic). Los otros tres arrestados son familiares cercanos a él y miembros del clan de los Mulatos. No consta que la trama investigada afecte a la gestión de Montero al frente de la Fagic, cuya sede no ha sido objeto de ningún registro. El detenido preside dicha entidad al menos desde el 2013, fecha en la que consta como presidente en un documento colgado en la web de la federación.

Coches de lujo

La investigación está centrada en el presunto blanqueo de dinero negro que la red llevaría a cabo, presuntamente, con la compraventa de coches de lujo de segunda mano. Una de las vías de ingreso del dinero que lavaban con el mercadeo de vehículos, en ocasiones tan preciados como los de la casa Ferrari, supuestamente prodecería del tráfico de droga, en concreto de plantaciones clandestinas de marihuana. Fuentes cercanas a la familia Jodorovich han precisado a este diario que en los registros efectuados el mismo miércoles, entre ellos domicilio, un bar y una oficina, no se halló droga. Los investigadores cuentan, eso sí, con conversaciones registradas a partir de la intervención de teléfonos.

El clan de los Jodorovich ha sido objeto de numerosas operaciones policiales en el pasado, casi siempre relacionadas con el tráfico de droga que, a veces, conectaba con el menudeo del barrio de La Mina de Sant Adrià de Besòs.