Ir a contenido

CUATRO PROVINCIAS EN VILO

La peor gota fría de los últimos 30 años

La alta temperatura del mar y el recorrido en 'yo-yo' de las tormentas han aumentado la peligrosidad del fenómeno

La DANA, un efecto indirecto del huracán Dorian, cuadra con las predicciones de la ONU sobre cambio climático

Manuel Vilaseró

Un grupo de personas pone a salvo a sus bebés en Almoradi (Alicante).

Un grupo de personas pone a salvo a sus bebés en Almoradi (Alicante). / AFP / JOSÉ JORDAN

La agencia France Press filtró recientemente el contenido del borrador de un nuevo informe de ONU sobre el efecto de la crisis climática en los océanos. En él se vaticina que en las próximas décadas se multiplicarán por 100 los daños causados por las tormentas debido al aumento de las temperaturas. El siniestro recorrido por el litoral mediterráneo de una de las gotas frías más devastadoras de los últimos 30 años podría ser un apunte a pie de página de este documento. La DANA, como así la llaman los meteorólogos, ha dejado a su paso desde el pasado martes cinco muertos, más de 3.700 personas evacuadas y daños incalculables en las miles casas, cultivos, comercios e infrastructuras inundados o destruidos en las provincias de Alicante, Murcia, Valencia y Almería.

Los habitantes de estas cuatro demarcaciones seguían anoche en vilo después de dos madrugadas sin dormir. Su esperanza es que hoy se cumpla la previsión que habla de una pérdida de intensidad y un desplazamiento del fenómeno meteorológico hacia otras regiones de la Península, aunque desde la AEMET no se descarta que de "alguna sorpresa" durante el fin de semana porque "una DANA no se diluye de un día para otro". Incluso en Baleares o Catalunya.

Así se forma una DANA o gota fría

Carácter errático

"Una de las características de la Depresión Aislada de Nievels Altos (DANA), es su carácter errático. No siguen la corriente general oeste-este, precisamente porque son un elemento aislado. Pueden permanecer en la mismas área o cambiar de dirección varias veces, lo que las hace más imprevisibles", según Ramon Pascual, jefe del Grupo de Predicción de AEMET en Cataluña.

En esta ocasión, este movimientro errático le ha llevado a "pasar dos o tres veces por varias de las zonas afectadas muchas de las poblaciones" con un efecto "yo-yo" descorazonador, en palabras del presidente autonómico valenciano, Ximo Puig. Algo muy poco habitual, como destacaba éste.

Es lo que ha ocurrido en Orihuela (Alicante), la zona cero de estas inundaciones, bloqueda por el agua durante interminables horas y afectada por el desborde del río Segura. Fue de las primera en recibir el primer diluvio del jueves, aguantó otro ayer y sufrió el desembalse de un pantano situado aguas arriba, el de Santomares, que obligó a desalojar dos pedanías. El Segura amenaza también con desbordarse en otras poblaciones, entre ellas la capital, Murcia.   

Alertas certeras 

Pese a la dificultad que entraña predecir la trayectoria errática de una DANA, las alertas lanzadas por AEMET han sido muy certeras y con suficiente antelación para prevenir a la población y a los operativos de rescate. Ésta puede ser uno de los motivos por los que la mortalidad no se ha disparado. La lluvia torrencial que el año pasado arrasó Sant Llorenç d’Escardaçar (Mallorca) en unas pocas horas se cobró 13 vidas.

Tampoco los rescatadores –muy curtidos ya en este tipo de inundaciones— se han visto desbordados hasta el punto de no poder atender a las personas en peligro de muerte. Muchos automovilistas han sido extraídos por helicópteros. Una moto de agua y una lancha neumática sacaron a cuatro personas de uno de los túneles de la autopista AP-7 a la altura del Pilar de la Horadada (Alicante), donde permanecían sobre los capós. Otros se agarraron árboles, semáforos o se encaramaron a las azoteas de sus casas mientras llegaban los salvadores. Sólo en la región de Murcia se efectuaron 370 rescates. La UME llegó a los zonas más peor paradas en apenas seis horas.

Fallecidos en coche

La mayor parte de la población ha seguido los persistentes consejos de no viajar sino es imprescible, pero los cinco fallecidos iban todos en automóvil. La quinta víctima es un hombre de Redován (Alicante) que había desaparecido y fue hallado dentro de su coche en un pueblo vecino ue cuando bajó el nivel del agua. La cuarta se registró en La Jámula, una pedanía de Baza (Granada). Era un hombre de 36 años cuyo cadáver fue hallado lejos de su coche, que había sido encontrado vacío horas antes.

En la ciudad de Almería falleció la tercera, un senegalés de 48 años que quedó atrapado en el interior de su vehículo cuando de madrugada trataba de atravesar un túnel anegado en el centro de la capital que la policía municipal estaba procediendo a cerrar. Un agente se lanzó a intentar socorrer a los ocupantes y ha logrado sacar a dos de los pasajeros, pero el tercero se ha quedado en su interior sin poder ser auxiliado. El jueves fallecieron dos hermanos en Caudete (Albacete).

Las infrastructuras han sufrido especialmente. Los aeropuertos de San Javier, Alicante y Almería tuvieron que cerrar durante muchas horas y la red de ferrocarriles de Murcia quedó fuera de servicio por completo. Unas 85 carreteras quedaron cortadas, siete de ellas de la red principal.

El efecto mariposa

Tres factores han contribuido a hacer más excepcional esta DANA. El primero su origen. "Los restos del huracán Dorian, que arrasó las Bahamas, causaron un impacto en la atmósfera que en latitudes medias provocó esta depresión en la zona mediterránea. Es un ejemplo de efecto mariposa meteorológico", explica Juan José González Alemán, investigador de física de la atmósfera de la Universidad de Castilla-La Mancha. No es que la DANA sea un resto, un coletazo del Dorian, sino un efecto indirecto de un fenómeno tan brutal y vinculado también al cambio climático.

La otra singularidad se deriva de la época en que se ha producido, a principios de septiembre, cuando el mar está aún más caliente. "Lo más habitual es que las gotas frías lleguen en octubre, cuando el mar ya se ha enfríado algo", recuerda González Alemán. El contraste de temperaturas muy bajas en altura y el aire húmedo de superficie causado por la evaporación del mar son la clave de las precipitaciones torrenciales de la gotas frías.

El calentamiento del mar

El efecto se ha visto acentuado también por el calentamiento del Mediterráneo tras años se han registrado veranos cada vez más calurosos debido al cambio climático. Según Pascual, de la AEMET, en esta gota fría, el Mediterráneo está a unos 26 ºC y el aire húmedo se ha lanzado contra la costa por persistentes vientos de levante que al elevarse han chocado contra las masas a -18ºC situadas a unos 5.500 metros de altura.

A pesaar de todo no es la peor gota fría de la historia como han dicho algunos. El récord de precipitaciones en un solo día lo ostenta el municipio valenciano de Oliva que recogió el 3 de noviembre de 1987, en un solo día, 817 litros por metro cuadrado. Cinco años antes, 38 personas fallecieron al reventar la presa de Tous. Hasta ahora, las zonas más castigadas por la actual olaeda de tormentas se han quedado un poco más allá de los 400. Suficiente para transtornar la vida de millones de personas muchas de la cuales tardaran en recuperar la normalidad.