Ir a contenido

Gota fría

Temporal: dos hermanos muertos en Albacete, ríos desbordados y clases suspendidas

Dos hermanos de 50 y 60 años murieron dentro de su coche en la localidad albaceteña de Caudete

La UME se despliega en Orihuela y se teme un desbordamiento del Segura que afecte a Alicante y Murcia

Nacho Herrero

La Rambla de Churra (Murcia) que se ha desbordado tras las primeras lluvias de la Dana. / EUROPA PRESS VIDEO

La Depresión Atmósférica en Niveles Altos (DANA) golpeó en su segunda jornada en la península ibérica las comarcas centrales de la provincia de Valencia y toda la provincia de Alicante y parte de Murcia aunque la peor parte se la ha llevado la localidad albaceteña de Caudete, en la que se han registrado dos víctimas mortales. 

Según confirmó el ayuntamiento del pueblo, dos hermanos, de 50 y 60 años, aparecieron muertos dentro de su coche, que estaba volcado y en una zona inundada a la que los servicios de rescate tardaron más de dos horas en poder acceder.

Pero, según las previsiones lo peor podría estar aún por llegar. Se teme que el Segura pueda desbordarse por localidades como Orihuela, en la que se desplegó en la tarde del jueves la Unidad Militar de Emergencia por los daños que ya ha sufrido, pero también en la propia Murcia capital. Las predicciones auguraban una noche muy complicada y que el temporal vuelva a ascender hacia la provincia de Valencia.

Alerta Clariano

El desborde del río Clariano a su paso por la localidad valenciana de Ontinyent a primera hora de la mañana fue el primer aviso de la complicadísima jornada que tenían por delante los servicios de emergencia. Muchas casas del humilde barrio de Cantarería vieron cómo se anegaban sus plantas bajas y hubo que rescatar a cerca de cuarenta personas. Los bomberos tuvieron que hacer uso de cuerdas bien para evitar que la corriente arrastara a los vecinos o para sacarlos por un barranco posterior.

Conforme avanzó la mañana se multiplicaron los cortes de carretera y del servicio de ferrocarril, incluida la linea de ancho convencional entre Valencia y Alicante. También los municipios que suspendían las clases y avanzaban que tampoco abrirían los centros escolares este viernes, lo que afectará a cientos de miles de estudiantes. En Murcia se tuvieron que suspender los examenes de acceso a la Universidad.

En Moixent vieron como la fuerza del agua arrastraba coches y los despeñaba y en Aielo de Malferit como se llevaba por delante un puente del siglo XVI que daba acceso a la central eléctrica.

Según Aemet los registros de lluvia llevaron a Ontinyent, con 278 litros por metro cuadrado, a su mayor registro histórico pero Avamet (la asociación valenciana de meteorología) alertó que en algunas zonas de la población llegaron a los 343 y en la cercana Beniarrés fueron 431. También en varios municipios de la Vega Baja, ya en Alicante se superaron los 300 litros.

El temporal se desplazó durante la tarde al sur y entre los municipios alicantinos más afectados estuvo Orihuela, que se quedó completamente aislada y en la que se produjeron numerosos daños e inundaciones, incluido el hospital. 

Viendo el cariz de los acontecimientos y ante las peticiones de los responsables políticos de la zona, el Gobierno mandó a la UME. Más de 200 militares y cien vehículos se desplegaron entre Alicante y Murcia. 

Además de la lluvia, el viento también causó estragos en Alicante. En Dénia arrancó el techo del polideportivo y un pequeño tornado atravesó Guardamar del Segura. Por la tarde se registró una intensa actividad eléctrica en toda la zona y la noche llegó con todos pendientes del Segura.

La dirección del Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones (Plan Inunmur) ha activado el nivel 2 de la fase de emergencia del Plan. Asimismo, ha solicitado a las autoridades estatales la presencia en la Región de Murcia de la Unidad Militar de Emergencias ante la eventualidad de tener que evacuar zonas susceptibles de quedar inundadas en los municipios de Murcia, Beniel y Santomera.

Hasta las 19.00 horas, el '1-1-2' ha atendido un total de 986 llamadas que han supuesto la gestión de 866 incidencias relacionadas con el episodio de lluvias.