Ir a contenido

SUFRIÓ MÚLTIPLES FRACTURAS

La familia del niño arrojado del Tate Garden de Londres busca fondos para su recuperación

El niño, de origen francés y que estaba de turismo con su familia, sonríe de vez en cuando mientras permanece tumbado en la cama

La plataforma a través de la cual se ha abierto una colecta para intentar ayudar con la recuperación ya ha recaudado cerca de 77.000 euros

El Periódico

El museo Tate Garden de Londres.

El museo Tate Garden de Londres. / REUTERS / Stefan Wermuth

El niño de 6 años que el pasado 4 de agosto fue arrojado del décimo piso del museo Tate Garden de Londres por un adolescente de 17 años "progresa increíblemente", según sus familiares. 

El niño, de origen francés y que estaba en Londres de turismo con su familia, sonríe de vez en cuando mientras permanece tumbado en la cama, según el comunicado que sus familiares han hecho público a través de GoFundMe. La misma plataforma a través de la cual se ha abierto una colecta para intentar ayudar con la recuperación y ya han recaudado cerca de 77.000 euros.

“Hola a todos. Solo un pequeño mensaje para contarles sobre los increíbles avances de nuestro hijo. Es un luchador increíble. Incluso sin poder hablar o moverse por el momento sabemos con certeza que nos comprende: sonríe y lo hemos visto reír varias veces cuando le contábamos algunas cosas graciosas o cuando le leíamos algunas historias”, reza el comunicado publicado este sábado.

El adolescente, detenido

El adolescente de 17 años que lo lanzó al vacío aparentemente sin razón fue arrestado este domingo en la capital británica acusado de asesinato, informó la Policía Metropolitana. El pequeño cayó una altura de cinco pisos, ya que aterrizó en el quinto nivel del edificio y, fue trasladado al hospital en estado crítico. 

Los servicios de emergencia recibieron un aviso acerca de un incidente registrado en la conocida galería del centro de la capital británica y se personaron en el lugar instantes después.

El pequeño sufrió diversas fracturas en piernas, brazos y columna vertebral, así como graves hemorragias en el cerebro. Todavía sigue ingresado y la familia acaba de comunicar que está haciendo “increíbles avances” aunque siga sin poder moverse.

Según relató a la BBC Nancy Barnfield, testigo de lo ocurrido, escuchó un fuerte ruido y a una mujer que gritaba "¿dónde está mi hijo, dónde está mi hijo?", mientras se formó un gran revuelo alrededor de una persona que, sin oponer resistencia, fue reducida por miembros del público antes de que llegaran los agentes.

Temas: Londres Museos