Ir a contenido

CONTAMINACIÓN ACÚSTICA Y QUÍMICA

Vecinos del Aeropuerto del Prat rechazan la ampliación de la Terminal 1

Cuatro entidades suscriben un manifiesto contrario "a cualquier forma de crecimiento" del aeródromo

Luis Benavides

Un avión despega de la Terminal 1 de El Prat

Un avión despega de la Terminal 1 de El Prat

Turbulencias a Gavà. Los vecinos se oponen rotundamente a la ampliación de la Terminal 1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat anunciada por la dirección de la Aena. Aseguran que la construcción de una especie de pista satélite, que podría entrar en funcionamiento en el 2026, y un posible cambio en la configuración de las pistas atenta contra salud de la gente y el medioambiente.

La Asociación de Vecinos de Gavà Mar (AVVGM), preocupada ante la amenaza de un aumento considerable de vuelos, tanto por la “contaminación química y acústica” como por la seguridad de sus viviendas, ha redactado un manifiesto firmado también por representantes de la Plataforma Prou Soroll, Plataforma Preservem Castelldefels y Asociación de personas afectadas por la contaminación acústica de la navegación aérea (Apacana).

Los firmantes del manifiesto están en contra de “toda forma de crecimiento del Aeropuerto que se realice alterando las actuales configuraciones de las pistas en detrimento del vigente marco de operación que tantos esfuerzos costó implementar con el fin de paliar los efectos negativos sobre el territorio”, recuerdan, en referencia a las negociaciones y estudios realizados entre los años 2004 y 2006 tras intensas reivindicaciones vecinales.

El presidente de Aena, Maurici Lucena, explicó el pasado mes de marzo que la empresa “ya trabaja” para aumentar la capacidad, y que el objetivo es alcanzar en 2026 los 70 millones de pasajeros, a los que se podrían añadir otros 10 millones mejorando la conexión con el Aeropuerto de Girona. Los vecinos y entidades, en cuanto tuvieron conocimiento de estas intenciones, se organizaron. “Si con los 55 millones de pasajeros actuales ya es imposible vivir, imagina con 70”, explica a EL PERIÓDICO el presidente de Plataforma Prou Soroll, Josep Velasco, firme defensor del “decrecimiento del aeropuerto” porque el volumen actual genera nervios, insomnio y otras dolencias a los habitantes de Gavà y Castelldefels.

La decisión “unilateral” de Aena generó una “alarma social”, explica a este diario la presidenta de la asociación de vecinos Gavà Mar, Carmen Torres, quien entiende que la empresa quiera aumentar el volumen de negocio pero exige un crecimiento “sostenible” social y medioambiental.

El problema de las pistas independientes

Actualmente los aviones aterrizan por una pista larga y despegan por otra que les permite, entre otras cosas evitar sobrevolar las zona residenciales. Algunas voces del sector, como la Asociació de Líneas Aéreas (ALA), defienden que los aviones puedan salir y llegar desde la misma pista  en aras del crecimiento del aeropuerto. Velasco es muy gráfico a la hora de exponer sus críticas al nuevo modelo, el de las pistas no segregadas: "Si antes salía por una y entraba por otra un avión; ahora saldrán dos, uno de cada vía. Se multiplicará el tráfico", asegura.

“Hay maneras de aumentar el volumen de pasajeros, sobre todo si tenemos en cuenta que este aumento se concentra en los meses de verano”, añade la presidenta de la entidad vecinal, quien apuesta por “optimizar” las pistas existentes a través de los controladores aéreos. Asimismo, la asociación de vecinos considera necesario descentralizar “a la larga” la llegada de aviones y potenciar así otros aeródromos como el de Girona y Reus.

Los vecinos aseguran en el manifiesto que el actual modelo de operación de pistas y horarios “ha demostrado su enorme potencial” al combinar cierta protección medioambiental –si bien aseguran que todavía ocasiona niveles de ruido mejorables- y unas cotas de crecimiento que “han permitido al Aeropuerto situarse entre los primeros de Europa”.

Frente común en el territorio

Según la plataforma Prou Soroll, el papel de los ayuntamientos de “los territorios más afectados por la contaminación aeronáutica” del Aeropuerto del Prat -Gavà, Castelldefels, Sant Boi, Viladecans y El Prat-, no deben dejarse “intimidar por propuestas con fines económicos”. Al contrario, la situación requiere hacer frente común, asegura Velasco.  

Las cuatro entidades y plataformas firmantes anuncian movilizaciones y acciones jurídicas “en defensa de la salud y el bienestar de la ciudadanía afectada” en caso de que tiren adelante los planes de Aena.