Ir a contenido

TRATO DENIGRANTE DE LAS MUJERES

El Ayuntamiento de Calafell rechaza un sorteo de abrazos de camareras de una disco

El consistorio considera "repugnante" que se ofrezca "contacto físico" con las empleadas "como un tipo de premio o recompensa"

Acn

El local de ocio Coco Beach de Calafell.

El local de ocio Coco Beach de Calafell.

El Ayuntamiento de Calafell (Tarragona) ha expresado su rechazo a una campaña promocional de un local de ocio del municipio que anuncia una fiesta de tono erótico con un sorteo de abrazos de las camareras. Desde el consistorio se rechaza "cualquier campaña de empresas locales que use las mujeres, o sus cuerpos, como reclamo publicitario".

El equipo de gobierno municipal considera "inconcebible y repugnante" que un local ofrezca "contacto físico" con sus empleadas "como un tipo de premio o recompensa para los clientes". Además, desde el Ayuntamiento se opina que un negocio "tiene a su alcance" muchas fórmulas para anunciarse "sin recurrir a vulnerar derechos de las mujeres, tanto personales como laborales".

Fiesta erótica

La polémica arranca por el anuncio de una fiesta en el local Coco Beach del municipio para este sábado. Se trata de un acontecimiento que lleva por nombre 'Ángeles y demonios', y en el cartel y en el vídeo promocional se puede leer, entre otras cosas, que habrá "camareras celestialmente sexis", así como que se hará el mencionado "sorteo de abrazos de las camareras".

Toda la fiesta es de temática erótica y en el cartel también se anuncia que habrá "más de 500 condones de sabores, más de 200 lubricantes, dulces y chupitos eróticos, sorteo de vibradores y atrezzo de diablo sexi".

Amplio rechazo 

La promoción también cuenta con el rechazo de la Associació de Dones de Calafell, que se ha mostrado contraria a "actuaciones, promociones o difusiones machistas y sexistas que promueven la mujer como objeto sexual de satisfacción".

Otros colectivos que han rechazado la iniciativa son la CUP o el grupo La Malva Acció Feminista, que ha subrayado que las mujeres no son "objetos sexuales ni reclamos para conseguir beneficio económico".

Temas: Sexismo Calafell