20 feb 2020

Ir a contenido

Sanidad admite "errores" en el brote de listeria y propone mejorar las notificaciones

La ministra asegura que la crisis alimentaria esta "fase de resolución" aunque aún se esperan nuevos casos

El Ministerio prepara un nuevo decreto de vigilancia de salud publica y propone revisar el protocolo de la enfermedad

Patricia Martín

La ministra de sanidad María Luisa Carcedo propone mejorar la calidad de las notificaciones tras el brote de listeria. / DAVID CASTRO/ EFE VÍDEOS

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha admitido este jueves que en el mayor brote de listeriosis que ha sufrido España, el provocado por la carne 'La mechá' y otros alimentos elaborados por la empresa andaluza Magrudis, ha habido una "cadena de errores" y "responsabilidades acumuladas" debido a las "dificultades" que creado la empresa, que no informó de todos los productos que podían estar infectados y sus marcas. 

Asimismo, ha reconocido que las admininistraciones implicadas -el ayuntamiento de Sevilla, la Junta de Andalucía y el Ministerio- han emitido "informaciones contradictorias". En su opinión, el Gobierno autonómico, en manos de PP y Cs, ha mejorado "la calidad y oportunidad" de la información trasmitida justo cuando comenzó a "remitir el brote", que ha afectado a 214 personas y ha provocado 3 muertes, en torno al 23 de agosto.

Pese a esta pequeña pulla, la ministra no ha querido centrar su comparecencia en el Congreso para informar sobre la gestión, por parte del Ministerio, de la emergencia sanitaria, en la descordinación y los fallos, como sí ha hecho la mayoría de los grupos de oposición. Tras dejar claro que "las redes nacionales de alertas han funcionado" y que las Comunidades Autónomas son las responsables del control sanitario de la producción y manipulación de los alimentos y no el Gobierno central, ha señalado que, al igual que en anteriores crisis, lo importante es "analizar la posibilidad de mejora".

En este sentido, ha explicado que su departamento trabaja desde hace meses en un nuevo decreto de vigilancia de salud pública, que ampliará la red, "incrementará la calidad de las notificaciones" y "agilizará la intervención de las administraciones" ante enfermedades de declaración obligatoria, como la listeriosis, y otras. Asimismo, Sanidad propondrá a las autonomías la revisión del sistema y del protocolo de la listeria, siendo la Ponencia del Consejo Interterritorial la que debe valorar "la utilidad y oportunidad de mejorar la sensibilidad del sistema", tomando como referencia los análisis internos y los de otros países.

Los afectados

La ministra de Sanidad ha detallado que, hasta el día de ayer, Andalucía había confirmado 205 casos, el 58% mujeres, 34 de las cuales están embarazadas. De hecho, el consumo de alimentos de Magrudis ha provocado seis abortos, ya que la bacteria listeria monocytogenes apenas afecta a las personas sanas pero provoca cuadros graves como meningitis, septicemia y abortos a embarazadas, personas con el sistema inmunitario debilitado, menores y personas mayores. De hecho, de las tres personas fallecidas por la intoxicación alimentaria, dos de ellas eran mayores de 70 años y presentaban patologías previas graves y la tercera tenía más de 90 años.

En este contexto, Carcedo ha asegurado que la crisis "se encuentra en fase de resolución", dado que entre los casos confirmados, el último inició síntomas el 21 de agosto. Aún así, ha señalado que "se espera un pequeño goteo de casos en los próximos días en personas que se encuentren todavía en un periodo de incubación o que consuman productos que guardan en casa y no los hayan desechado".