Ir a contenido

El choque aéreo en Mallorca: Un cumpleaños especial en el aire que acabó en tragedia

La familia Inselkammer había contratado el vuelo en helicóptero para celebrar el aniversario del progenitor

La mujer de una de las dos víctimas del ultraligero fue testigo del choque mortal

M. B. Moneo / B. Palau / M. García / P. Córcoles

El choque aéreo en Mallorca un cumpleaños especial en el aire que acabo en tragedia. / EFE VIDEO

Lo que iba a ser un domingo de diversión sobrevolando Mallorca terminó en una tragedia que truncó las vidas de una familia de turistas alemanes, el piloto del helicóptero en el que viajaban, Cedric Leoni, y los dos ocupantes de la avioneta-ultraligero con el que chocaron, Juan José Vidal y su amigo Gustavo Serrano.

Siete vidas truncadas en una jornada negra para la aviación en la isla. Mientras se van investigando las causas del accidente, toca reconstruir cómo empezó la jornada de las víctimas. Se suponía que iba a ser un día en el que disfrutar de Mallorca desde el aire sería la guinda para celebrar el cuarenta y tres cumpleaños de August Inselkammer, acompañado por su esposa, Christina, y sus dos hijos, Max y Sophie, de once y siete años.

Los Inselkammer eran habituales en la isla y unos huéspedes muy queridos en el hotel La Reserva Rotana, a las afueras de Manacor, un establecimiento de lujo y ambiente familiar. Por ello, el fallecimiento de sus queridos huéspedes dejó consternado a todo el personal del hotel. La familia Inselkammer, de Múnich, en esta ocasión se había hospedado al lado de La Reserva Rotana, en una finca privada. Estaban pasando las vacaciones con unos amigos, que también tienen dos hijas pequeñas. Llevaban unas cuantas semanas en la isla y tenían pensado irse a finales de mes.

August Inselkammer pertenece a una reconocida familia de empresarios de Múnich, con negocios en diversos sectores, como el inmobiliario, la construcción, o el cervecero y está siguiendo el camino emprendido por su padre, Franz Inselkammer, en el negocio de las viviendas prefabricadas. Es oriundo de Holzkirchen, municipio de la Baviera alemana. Su esposa, Christina, pertenece a una saga cervecera, que produce la marca Augustiner

Cambio de planes

Este cumpleaños de August iba a quedar grabado en el calendario. Habían contratado dos helicópteros de la empresa alemana Rotores, que salieron del aeródromo de Son Bonet, en Marratxí y llegaron al helipuerto de La Reserva Rotana. Debía llevarles a comer al restaurante Campino en Camp de Mar, en el club de Golf Andratx, donde había hecho una reserva para ocho personas. Sin embargo, hubo un cambio de planes, no cabían los ocho pasajeros en los dos helicópteros, así que uno de ellos volvió al aeródromo palmesano, y los amigos de los Inselkammer fueron en coche hasta Camp de Mar.

El cumpleañero y sus hijos se subieron al Bell 206 L3 LongRanger, con capacidad para seis pasajeros, helicóptero que pilotaba Cedric Leoni, un italiano que trabajaba para la empresa alemana RotorFlug, la cual tiene base en Mallorca, donde ofrece, entre otros servicios, paseos turísticos en helicóptero. Leoni, muy querido en la isla, vivía entre Alemania y Mallorca, trabajando para RotorFlug, compañía que abrió aquí una filial en el 2009. La tragedia causó un gran impacto en la empresa, que expresó sus condolencias a través de un comunicado.

En cuanto a Frank de Vries, piloto y director general de la compañía, que estaba en Alemania, fue informado de la tragedia e inmediatamente tomó rumbo a Mallorca, con la esposa, también alemana, del piloto Leoni. La pareja tenía un hijo pequeño.

Leoni había saludado desde el aire a un amigo en cuya finca solía aparcar el helicóptero cuando ya estaba cerrado Son Bonet. Poco después, chocaba con el ultraligero en el que volaban Juanjo Vidal y su amigo Gustavo Serrano, quienes habían despegado del aeródromo de Binissalem.

La mujer de Juanjo, el piloto de la avioneta y empresario de la náutica que vivía en la isla hace tiempo y contaba con muchas horas de vuelo y su propio ultraligero, vio cómo se producía el accidente. Una imagen desgarradora de un accidente que ha dejado a la isla, a València, de donde partieron familiares de Juanjo en cuanto fueron avisados de la tragedia, a toda España y a Alemania en shock. August no podrá volver a celebrar un cumpleaños y el resto de las
víctimas tampoco. Mallorca vista desde el aire es la última imagen de sus vidas.