27 sep 2020

Ir a contenido

Crisis de seguridad

El PP pide al Gobierno que envíe policías y guardias civiles a Barcelona

El Grupo Popular ha presentado en el Congreso una proposición no de ley previendo la "colaboración temporal de las Fuerzas de Seguridad del Estado" con Mossos y Guardia Urbana

La propuesta de los populares prevé modificaciones del Código Penal para considerar a la reincidencia en delitos leves como "agravante genérica" y perseguir a la multirreincidencia

Juan José Fernández

Dos Mossos d’Esquadra patrullan cerca de la Sagrada Família.

Dos Mossos d’Esquadra patrullan cerca de la Sagrada Família. / Europa Press

El Grupo Popular del Congreso ha presentado este jueves una proposición no de ley para que se debata en el pleno de la cámara baja "la situación de inseguridad que se está produciendo en Barcelona". Con esas palabras se presenta la moción, firmada por la portavoz del grupo parlamentario, Cayetana Álvarez de Toledo, y la diputada Ana Belén Vázquez, portavoz popular en la Comisión de Interior del Congreso.

La proposición no de ley insta al Gobierno a enviar refuerzos de Policía y Guardia Civil, exigencia que expresa como "colaboración temporal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con el cuerpo de Mossos y Guardia Urbana, mientras no se produzca el necesario refuerzo de los mismos" y todo ello encaminado a "garantizar de manera inmediata la seguridad ciudadana de Barcelona".

La propuesta del PP cita de nuevo a la policía del ayuntamiento cuando incluye "un Pacto Local por la Seguridad en el que estén representados la Administración central, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona, que dote de más medios personales y materiales a la Guardia Urbana y le otroque el apoyo institucional necesario para garantizar la restitución del principio de autoridad".

Castigar al reincidente

Una tercera medida de la proposición prevé una reforma del artículo 22,8 del Código Penal. Su fin es que "los antecedentes penales por comisión de delitos leves se computen a efectos de la aplicación de la agravante genérica de reincidencia". Los populares también proponen, sin concretar, reformas legislativas del articulado del Código Penal que tenga que ver con la multirreincidencia delictiva.

En su exposición de motivos, la propuesta del PP explica que "la inseguridad es el principal problema de los barceloneses en su vida cotidiana, según el último Barómetro Municipal del Ayuntamiento", y señala que "la crisis de seguridad es tal que empresas como MRW y SEUR han dejado de realizar los repartos en determinadas zonas de Barcelona.

Ese preámblo de la propuesta incluye datos de los que los populares culpan al gobierno local de Ada Colau: una media de 20 delitos por hora y un incremento del 29 % en los hurtos en el primer semestre del año de 47.851 en 2018 a 67,276 en 2019. También cita que "los robos con violencia denunciados en el primer semestre del año pasaron de 4.681en 2016, a 7.423 en 2019".

El documento del PP concluye que ahora se producen una media diaria de 365 hurtos y 40 robos con violencia. Todo, en una ciudad que "es un potente foco de atracción de turismo en España" y en la que "se está convirtiendo en algo habitual que la ciudad sea noticia por los tiroteos, palizas brutales, robos o apuñalamientos". 

La exposición de motivos acusa al gobierno municipal de Ada Colau de "combinar la incoherencia interna con la banalización del problema".