Ir a contenido

Un bailarín, descalificado del Mundial de Tango de Buenos Aires por golpear a su pareja

El ruso Kirill Parshakov cuenta en un vídeo junto a la bailarina agredida que todo ha sido un "malentendido" de la organización y que solo habían "discutido un poco"

El Periódico

El ruso Maksim Gerasimov y la argentina Agustina Piaggio, pareja ganadora del Mundial de Tango de Buenos Aires de este año.

El ruso Maksim Gerasimov y la argentina Agustina Piaggio, pareja ganadora del Mundial de Tango de Buenos Aires de este año. / Afp / Ronaldo Schemidt

Un bailarín ruso que participaba en el Mundial de Tango de Buenos Aires ha sido descalificado este domingo por "incumplir con el reglamento de buenas conductas". Según una denuncia del Movimiento Feminista de Tango (MFT), el participante golpeó a su compañera al bajar del escenario.

El incidente ha ocurrido este domingo, durante la semifinal del festival que se ha desarrollado desde el 8 hasta este miércoles en Buenos Aires. Para denunciar los hechos, el MFT ha difundido un comunicado en Faceebok para resaltar "la importancia de saber cómo actuar ante distintas situaciones de violencia".

Aunque en un primer momento no se difundió la identidad del agresor, luego se supo que se trataba de Kirill Parshakov, que había agredido a su mujer, también rusa, Anna Gudyno.

La versión del bailarín ruso es, sin embargo, muy distinta. "Después de nuestro baile en la semifinal del Mundial de Tango, salimos del escenario y discutimos un poco porque no todo salió como queríamos, es una pena que los organizadores hayan malentendido nuestras emociones. Lamentamos mucho que esta situación nos haya llevado a la descalificación. Bueno, qué podemos decir aquí... no solo estamos ofendidos, lo sentimos, estamos tristes, queremos llorar", ha explicado en un vídeo en Facebook junto a Gudyno.

"Reglamento de buena conducta"

No obstante, tal y como señaló Ana Zeliz, miembro del MFT, Parshakov fue descalificado por "haber incumplido con el reglamento de buena conducta y respeto, pero no por el protocolo de violencia".

Zeliz ha agregado que a la mujer se le ofreció hacer la denuncia pero que ella no quiso hacerla. "Si ella no quiere hacer la denuncia no se puede avanzar más, pero sí podemos visibilizar que existe este tipo de violencia y que los festivales no lo admiten".