Ir a contenido

ATAQUE DESPROPORCIONADO

El fundador de ONO escapa de un intento de agresión en Albania, donde un hostelero se encaramó a su coche

El conflicto comenzó cuando él y su familia abandonaron el local por la espera excesiva del servicio

Europa Press

Ataque del hostelero albanés Mihal Kokedhima al vehículo de Eugenio Galdón.

El dueño de un restaurante albanés intentó agredir hace unos días al empresario español Eugenio Galdón, fundador de ONO, y su familia cuando abandonaron su local sin degustar la comida que habían encargado debido al retraso en servirles los platos.

Un vídeo grabado desde el interior del coche que trasladaba a la familia y que fue difundido en redes sociales y medios de comunicación albaneses muestra cómo el propietario del local Panorama, situado en Himare, sur del país, se encarama al capó del vehículo intentando evitar que los españoles abandonen su restaurante sin pagar la comida encargada.

Un día de furia

A lo largo de unos tres kilómetros, el hostelero Mihal Kokedhima golpea con el brazo y rompe la luna del cristal delantero del vehículo, mientras desde el interior del coche los guías contratados por la familia de Galdón le advierten de que se dirigen a la Policía a denunciar los hechos.

Kokedhima terminó por dejarse caer del vehículo, con la mano ensangrentada. Un día después, fue detenido por la Policía.

El incidente ha tenido un gran eco en el país, que tiene en el turismo uno de sus sectores estratégicos. Así, el ministro albanés de Turismo, Blendi Klosi, visitó a Galdón y sus familiares, mientras que el primer ministro Edi Rama se disculpó por el comportamiento del hostelero, que calificó de vergonzante para los albaneses.

Cargos relevantes

Galdón, que fue jefe de gabinete del presidente del Gobierno de Adolfo Suárez directivo de Prisa y la cadena COPE, es actualmente presidente de la compañía de telecomunicaciones Multitel, que él mismo fundó.

La Embajada de España en Albania asistió a la familia de Galdón en cuanto se recibió su llamada solicitando ayuda en los teléfonos de emergencia consular, han informado fuentes diplomáticas, que han destacado la colaboración que en todo momento prestaron las autoridades albanesas.

Un ejemplo de ello fue que la propia Policía albanesa acercó a los españoles al médico para que les explorara y constatara que no habían sufrido ningún daño en su huida. Galdón y su familia han proseguido sus vacaciones según su plan previsto y ya han abandonado Albania.