Ir a contenido

LONGEVIDAD RÉCORD

Las personas con más de 100 años se han multiplicado por 14 desde 1981 en Catalunya

Maria Branyas es, con 112 años y 5 meses, la catalana de más edad

ACN

Maria Branyas, de 112 años, es la persona más longeva de Catalunya. / ACN

La población centenaria en Catalunya se ha multiplicado por 14 en las últimas cuatro décadas, pasando de 140 personas en 1981 hasta las 1.950 en el 2017, según los últimos datos publicados por Idescat.

En cuanto a los de 105 años y más, ahora son 10 veces más que hace cuatro décadas. Los que actualmente encabezan el ránking de personas longevas que residen en Catalunya son Maria Branyas, con 112 años y 5 meses, y Joaquim Illas, con 110, según la asociación Gerontology ResearchGroup, que nutre la lista de los récords Guinness en longevidad. Los dos entran en la categoría de ‘supercentenarios’, reservada para quienes quien pasan de las 11 décadas. Branyas revela la receta para vivir tanto: “Una vida ordenada, socialmente muy agradable y sin hacer excesos”.

El fuerte crecimiento de la población centenaria, según fuentes de Idescat, es sostenido en el tiempo y por ambos géneros, pero especialmente en el femenino. En 1981 solo había 110 mujeres que pasaban de los 100 años, y al 2017 ya eran 1.600. En cuanto a los hombres, en el mismo periodo han crecido de 30 a 350.

La tendencia es la misma por los de 105 años y más: si a principios de los años 80 había debe (cinco hombres y cinco mujeres), ahora hay 100 (25 hombres y 75 mujeres), según Idescat. De cada millón de personas en el país, 260 tienen más de un siglo de vida.

Maria Branyas recuerda la Primera Guerra Mundial

Maria Branyas es la persona más vieja de Catalunya. Nacida el 4 de marzo de 1907 en San Francisco (EEUU), el año que se matriculó el primer automóvil a Barcelona, pasó sus primeros años de vida en Estados Unidos, donde vivía su familia hasta que decidieron volver y establecerse en Girona.

Uno de los primeros recuerdos de Branyas es, de hecho, de la vuelta, en transatlántico, durante la Primera Guerra Mundial. “Con la guerra, Alemania estaba atacando todavía el norte, y no se podía pasar por los mares nórdicos, sino por Cuba y las Azores”, recuerda. Apunta que a pesar de que las dos guerras mundiales “fueron muy malas para Europa”, trajeron “adelantos”.

De la Guerra Civil, que estalló con ella a punto de hacer 30 años, guarda “muy malos recuerdos”, porque algunos “se levantaron y empezaron a hacer barbaridades, cuando la gente no pensaba en nada de esto”.

Y de la dictadura, afirma que “ya se sabe lo que es, pero en ciertos aspectos fue beneficiosa”, porque “hubo muchas familias que vivieron bien”. 

Branyas, que probablemente ha conocido gente nacida antes del primer viaje en tren en Catalunya, en 1848, dice que en el último siglo ha habido “un cambio total”, con muchos “adelantos”, sobre todo en “la manera de comunicarse las personas, porque ahora es muy fácil, y antes era dificilísimo”.

También apunta que “ahora la gente vive de otra forma, el dinero es lo que domina, y con esto se consigue casi todo”. Según ella, en los principios del siglo XX “era diferente, se vivía más bien, más pacíficamente y más alegremente”.

Con 3 hijos, 11 nietos y 11 bisnietos, dice que todavía tiene ganas de vivir “por el amor a los hijos”, ver que sus descendentes “están sanos” y que los que son adolescentes “entran en la universidad, y emprenden una nueva vida”.

Además, afirma, “siempre hay una cosa nueva para aprender”. Por ejemplo, Branyas dice que durante sus más de 40.000 días de vida, ha aprendido especialmente “la manera ser de la gente, el trato, y comprender enseguida a las personas”.

La situación en Catalunya

Sobre la situación política actual en Catalunya, dice que no le gusta “nada”, porque no encuentra a “ninguna persona con talento suficiente” para gobernar. “Tienen que cambiar, y tiene que salir una persona que sepa cómo va el mundo y que tenga talento, que de momento no se ha presentado”. E ironiza: “Quizás está escondido y no quiere salir todavía, ya veremos, tenemos que esperar y tener confianza, y mirar dentro de lo que se puede aprovechar, que no es mucho”.

La persona más longeva de Catalunya vive ena la Residencia Santa Maria del Tura, en Olot, desde hace 19 años. La directora del centro, Montse Valdayo, explica también que Maria Branyas “da lecciones de vida, de historia” cada día, y la describe como una persona “muy inteligente y guapa”.

Según los familiares de Branyas, “nunca ha tenido problemas de salud”, cosa que confirma la propia Maria: “De momento tengo salud, puedo disfrutar encara un poco de los grandes adelantos que el país nos presenta, aunque no para tenerlos yo”.