Ir a contenido

Investigación en Mallorca

La Guardia Civil registra el ordenador de la exconcejala de Barcelona Imma Mayol

Desde 2015 hasta abril ha sido gerente de la empresa pública Emaya, de aguas de Palma de Mallorca

El Seprona investiga un delito medioambiental supuestamente cometido por la firma en la capital balear

Juan José Fernández

Imma Mayol, en un pleno del Ayuntamiento de Barcelona durante su etapa de concejala de ICV.

Imma Mayol, en un pleno del Ayuntamiento de Barcelona durante su etapa de concejala de ICV. / RICARD CUGAT

Agentes de la Guardia Civil en función de policía judicial se personaron el pasado miércoles en el domicilio barcelonés de la exdiputada y exconcejala del Ayuntamiento de Barcelona Imma Mayol para acceder a material informático suyo, concretamente a un ordenador y un teléfono móvil.

El registro es parte de la investigación sobre la posible comisión de un delito mediambiental en Baleares por la empresa pública Emaya, que sigue el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) del instituto armado. La operación sigue abierta, según fuentes policiales, y con actuaciones bajo secreto por orden de un juzgado de instrucción de Palma de Mallorca.

Diversos servicios

Desde el 2015 y hasta abril pasado, Mayol ha ocupado el puesto de gerente de la empresa pública municipal Emaya de Palma de Mallorca. La firma gestiona los servicios de aguas, limpieza, alcantarillado y residuos de la capital balear, que es la ciudad de origen de Mayol.

Emaya, con 114 millones de euros de presupuesto, es una de las sociedades públicas más grandes de Baleares. En los últimos cuatro años ha sido feudo de dirigentes ecosoberanistas de Més, partido que se repartió el Gobierno municipal con los socialistas baleares en la anterior legislatura.

Consultada por EL PERIÓDICO, Imma Mayol no quiso hacer declaraciones. En la misma jornada del  miércoles, la Guardia Civil registró dependencias de Emaya en Palma. Las pesquisas incluyen también, según fuentes cercanas a la investigación, a la expresidenta de Emaya, Neus Truyol, y a varios directivos y técnicos de la firma.

Otras investigaciones

La investigación del Seprona sucede a otra de la Guardia Civil sobre el funcionamiento de la empresa y que también sigue abierta. Se desarrolló en noviembre del año pasado y tuvo por objeto perseguir la presunta falsificación de seis títulos acreditativos de dominio de la lengua catalana en un proceso de selección de personal de la empresa municipal.

En parte por su gran tamaño y amplias competencias, Emaya ha sido objeto en el pasado de otras investigaciones y denuncias por supuestos casos de enchufismo e irregularidades. El socialista balear Ramon Perpinyà es el actual presidente de la sociedad.

Este caso tiene de fondo una guerra del sector náutico con la izquierda local, según fuentes municipales. Emaya atrajo quejas de empresarios por supuesto descontrol en el vertido de aguas residuales a la bahía de Palma por colectores desbordados cuando llueve. Los vertidos obligaban a colocar repetidamente la bandera roja en las playas afectadas.

Mayol, histórica dirigente del PSUC y de Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV) fue tercera teniente de alcalde del consistorio de Barcelona en el gobierno encabezado por el socialista Jordi Hereu, que había sustituido a Joan Clos al frente de la alcaldía.