Ir a contenido

Muere el periodista Carlos Pérez de Rozas

Miembro de la legendaria saga de fotoperiodistas, fue uno de los fundadores de EL PERIÓDICO

Compañeros de profesión y alumnos destacan su pasión por el periodismo y su humanidad

El Periódico

Carlos Pérez de Rozas, en la exposición ’Pérez de Rozas. Crónica Gráfica de Barcelona 1931-1954’. 

Carlos Pérez de Rozas, en la exposición ’Pérez de Rozas. Crónica Gráfica de Barcelona 1931-1954’.  / FERRAN SENDRA

El fotógrafo y periodista Carlos Pérez de Rozas y Arribas (Barcelona, 1948) ha muerto esta madrugada, según ha informado su hermano, el también periodista Emilio Pérez de Rozas. Miembro de la legendaria saga de fotoperiodistas, Carlos Pérez de Rozas había empezado su carrera en 1970 en la revista 'Destino' y desde 1975 a 1986 lideró el área de diseño del 'Diari de Barcelona'. Pérez de Rozas, de 71 años, ha fallecido de un infarto.

En 1978 formó parte del equipo fundador de EL PERIÓDICO, medio en el que ejerció diversos cargos de responsabilidad. Experto en el diseño de medios,  también participó en el nacimiento de la edición catalana de 'El País' y en el rediseño de 'La Vanguardia' en 1989, donde hasta el 2008 fue director adjunto, y de 'Mundo Deportivo'. Profesor de periodismo en las universidades catalanas --dio clases en la UAB, la Pompeu Fabra, la Ramon Llull y la Universitat Internacional de Catalunya--, ha sido colaborador de 8TV, TV-3, BTV y Catalunya Ràdio, donde participaba en tertulias deportivas.

La saga familiar

En el 2015, el Archivo Fotográfico de Barcelona homenajeó a la familia Pérez de Rozas a través de la exposición 'Pérez de Rozas. Crónica de Barcelona, 1931-1954', que contaba con 123 imágenes y que mostraba la Barcelona de la República, la guerra civil y la posguerra. Miembro de la tercera generación de la saga, Carlos, junto a Emilio, asistieron con orgullo y emoción a la presentación de la exposición, que reivindicaba la obra del patriarca de la saga, Carlos Pérez de Rozas Masdeu, como uno de los grandes fotógrafos de los tiempos de la República y la guerra civil. La muestra también mostraba el funcionamiento del clan periodístico, que siempre fue una tarea de equipo, que implicó a toda la familia. Así lo recordaba entonces la crónica de Emilio Pérez de Rozas. El patriarca de la familia, Carlos Pérez de Rozas Masdeu, murió en 1954 de un infarto con la cámara llena de fotos de la llegada del barco "Semiramis", que traía repatriados de la Unión Soviética. Había subido a Miramar, en Montjuïc, para fotografiar la embarcación y bajaba para seguir con su trabajo cuando le falló el corazón.

Clases apoteósicas

La muerte de Carlos Pérez de Rozas cogió por sorpresa al mundo del periodismo, empezando por sus compañeros de profesión y siguiendo por sus alumnos, que han sido muchos, que seguían sus apasionadas clases con no poco asombro inicial, acostumbrados a algunos docentes dados a un estilo distante o grandilocuente, alejado del día a día del periodismo.  Nada que ver con un torbellino como Pérez de Rozas, que era en las aulas el mejor antidoto contra el absentismoHay casos en los que es más divertido estar en clase que en el bar de la facultad, y el suyo era uno de ellos. Con sus proyecciones y sus fotocopias, en gran número, entre saltos y muestras de entusiasmo. «Colosal, fantástico», gritaba, presa de la emoción ante algunas portadas.

La muerte de Carlos Pérez de Rozas ha cogido por sorpresa al mundo del periodismo, empezando por compañeros de profesión a los alumnos que seguían sus apasionadas clases. Una de las primeras en reaccionar ha sido la decana del Colegio de Periodistas de Catalunya, Neus Bonet, que ha transmitido el pésame a la familia. "Una gran pérdida humana y profesional. Personalmente, le echaré mucho de menos", ha afirmado. Periodistas y estudiantes de periodismo han coincidido en destacar la pasión por su trabajo y la humanidad que transmitía Carlos Pérez de Rozas.