QUINTA VÍCTIMA de VIOLENCIA de GÉNERO

El asesino machista de L'Hospitalet también era un carterista de Barcelona

Los Mossos descubren que el detenido usaba dos identidades distintas: un futbolista peruano y un ladrón colombiano

Este lunes fue arrestado por matar a golpes su novia, una mujer de 21 años y madre de su hijo de año y medio

Los Mossos detienen al excompañero de la mujer asesinada en L’Hospitalet. / VÍDEO: EFE

1
Se lee en minutos
Guillem Sànchez

El joven de 22 años arrestado este lunes por el asesinato de su pareja, Nicole, de 21 años, en L’Hospitalet de Llobregat tenía diversos antecedentes por hurtos y robos con violencia, según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO. De entrada, en el historial del delincuente, Jimmy, constaba únicamente la orden de alejamiento sobre Nicole porque cada vez que fue sorprendido delinquiendo en Barcelona entregó a la policía una identidad falsa.

Los Mossos d’Esquadra descubrieron que usaba dos identidades -algo no tan infrecuente- al cogerle la huella dactilar tras la detención por el crimen machista. La introdujeron en la base de datos y dieron con dos hombres distintos: Jimmy, de nacionalidad peruana, que se ganaba la vida jugando a fútbol el fin de semana y un carterista, de nacionalidad colombiana, que robaba en Barcelona entre semana.

Sobre esta segunda identidad, la que Jimmy facilitaba cada vez que era arrestado en Barcelona, pesan varios antecedentes por hurtos y uno por robo con violencia.

La autopsia confirma la muerte criminal

Jimmy fue arrestado este lunes por el asesinato de su novia Nicole, la madre de su hijo de año y medio, con quien residía en un piso ocupado del barrio de Can Serra de L’Hospitalet de Llobregat. La pareja se peleó y, al parecer, Jimmy llegó a golpear a Nicole, porque un juez interpuso una orden de alejamiento del hombre con respecto a la mujer a raíz de aquel incidente. El 1 de agosto, jueves, Nicole celebró su fiesta de aniversario y Jimmy regresó.

Noticias relacionadas

Al día siguiente, Nicole 'apareció' inconsciente y fue trasladada de urgencia al hospital Bellvitge, donde acabó muriendo. La causa de defunción no estaba clara -Jimmy fingía desconocer qué había sucedido- y se llevó a cabo la autopsia. El examen forense diagnosticó que se trataba de una muerte de origen violento: el cuerpo presentaba golpes.

El hospital avisó al juzgado de instrucción 1 y este a los Mossos d’Esquadra. Tres días después, la Divisió d'Investigació Criminal (DIC) localizó y detuvo a Jimmy. Al identificar al sospechoso con la huella dactilar, los agentes descubrieron que entre semana también era un carterista en Barcelona.