23 sep 2020

Ir a contenido

Operación policial

Otro golpe contra la difusión de pornografía infantil en una red social

Entre los 24 arrestados, de diferentes provincias, hay menores de edad

El Periódico

Detenidas 24 personas por compartir pornografía infantil a través de una red social. / POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 24 personas –e investigado a otras nueve- por compartir pornografía infantil a través de una conocida red social. Dos de los arrestados eran madre e hijo: ella está considerada la autora de los hechos y su hijo le ayudaba a compartir los contenidos, dados sus escasos conocimientos informáticos.

Durante las pesquisas se detuvo dos veces a uno de los investigados al detectarse, tras su primera detención, que había creado nuevos perfiles en la red social para continuar cometiendo los hechos. Cuatro de los detenidos eran menores de edad en el momento de la detención y el más joven tenía 14 años. Los arrestos han tenido lugar en Alicante (1), Asturias (4), Barcelona (4), Badajoz (1), Cantabria (1), Castellón (1), Córdoba (1), Granada (1), Madrid (6), Málaga (1), Navarra (1), Salamanca (1) y Lérida (1).

Perfiles muy distintos

En la ciudad de Alicante se detuvo a un hombre de 28 años que tenía en su poder de miles de archivos de contenido pedófilo clasificados según la conducta sexual que se veía en las imágenes. Además, creaba su propia pornografía infantil insertando en las imágenes las caras de familiares suyos, también menores de edad. En Asturias se realizaron otras cuatro detenciones, destacando la de una mujer colombiana de 39 años que había intercambiado material pedófilo con ayuda de su hijo, de 19 años y también detenido, que le daba soporte informático.

Otras cuatro personas fueron arrestadas en Barcelona, entre ellas un hombre de 47 años que, además de la red social, utilizaba una aplicación de mensajería instantánea para intercambiar material pedófilo con personas de su confianza.

Otra de las detenciones realizadas en Barcelona, fue la de un ciudadano mexicano de 61 años que se hacía pasar por una niña para que pedófilos de todo el mundo le remitieran imágenes relacionadas con pornografía infantil. En Badajoz también se arrestó a un estudiante de 18 años que accedía a grupos cerrados de pedófilos, especialmente protegidos y con estrictas medidas de seguridad, para evitar que los agentes pudieran detectarle.

Utilizaba conexiones wifi ajenas

Por otra parte, el detenido en Cantabria, un hombre con escasos conocimientos informáticos, utilizaba un disco duro externo para almacenar el material pornográfico que se descargaba y, a continuación, lo guardaba en carpetas escondidas o camufladas bajo otros nombres que pudieran pasar desapercibidos. En contraposición, el arrestado en Castellón era un hombre de 45 años que tomaba numerosas medidas de seguridad. Hacía uso de un potente hardware para hackear conexiones wifi ajenas y, además, utilizaba habitualmente para navegar una red que le proporcionaba anonimato.

En Córdoba fue arrestado un hombre que enviaba pornografía infantil a una mujer residente en un pueblo cercano sin que ella se lo solicitase y, a cambio, le pedía fotos de su hijo de ocho años desnudo. De manera similar actuaba el detenido en Granada que remitió a una posible menor, residente en México, varios vídeos y una foto con contenido pedófilo para con la intención de que ella le remitiese fotos íntimas.

Creaban nuevos perfiles en la red social

En el operativo también fueron arrestadas otras seis personas en Madrid, entre las que destaca un hombre que almacenaba en la nube todo el contenido delictivo que poseía. Los agentes encontraron indicios de su distribución a través de una aplicación de mensajería instantánea, además de hacerlo a través de la red social.

Por otra parte, dos de los detenidos habían utilizado múltiples perfiles tras la eliminación de sus cuentas por parte de la red social al ser detectado su uso para actividades ilegales. Por este motivo, uno de ellos fue arrestado dos veces, al detectar los agentes que había creado nuevos perfiles, tras ser detenido la primera vez, para continuar cometiendo la actividad ilícita.

En Málaga resultó detenido un menor de edad que admitió haber llevado a cabo los hechos investigados desde varios teléfonos móviles como medida de seguridad. El resto de las detenciones se llevaron a cabo en Navarra y Salamanca. Por último, los agentes detuvieron en Lleida a un varón de 66 años. Además, hubo investigados en Guipúzcoa, Lugo, Málaga, Sevilla y Vizcaya.