Ir a contenido

España registró en julio una muerte por violencia machista cada tres días

Se trata del mes que tradicionalmente se cobra más muertes por esta causa

Gisela Macedo

Protesta en la Puerta del Sol de Madrid contra la violencia machista

Protesta en la Puerta del Sol de Madrid contra la violencia machista / KIKO HUESCA (EFE)

La muerte de María Josefa Santos, de 55 años, el pasado miércoles a manos de su marido en Burgos elevó a nueve la cifra de mujeres asesinadas por violencia machista en julio pasado, a las que hay añadir un niño de 10 años a manos de su padre durante el régimen de visitas. Desde que se empezaron a registrar oficialmente este tipo de crímenes en el 2003, este mes del año es en el que se suelen acumular más delitos de estas características. Los datos del 2019, con una víctima cada tres días, igualan los de julio del 2010 y julio del 2015, los peores hasta la fecha.

Piedad (42, Córdoba)Monika (28, Burgos)María Asunción (47, Elche)Elena (47, Málaga)María del Carmen (47, Vilalba)Rita (57, Calpe)Eva (47, Terrassa)Maruchi (52, Escalante) y María Josefa (55, Burgos) son las mujeres que perdieron la vida el pasado mes a manos de sus parejas o exparejas. En varios casos, ellas habían cortado recientemente sus relaciones con los agresores y la mayoría no los había denunciado previamente por maltrato. 

Las vacaciones de verano son una época particularmente peligrosa para la violencia de género. Concretamente, julio es tradicionalmente el mes que se cobra más muertes por esta causa. Desde el 2003, han sido 104 las mujeres asesinadas por violencia machista durante este mes del año (el 10,2% del total). 

El calor, factor de riesgo

Algunos investigadores han encontrado una relación directa entre el aumento de las temperaturas y la violencia. Sin ir más lejos, un estudio publicado el año pasado en la revista 'Science of the Total Environment', realizado por miembros de varios centros de investigación españoles y del Ministerio del Interior, concluye que la temperatura medioambiental está asociada con el riesgo de comportamiento violento y con el incremento de casos de violencia contra las mujeres. 

Los investigadores comprobaron que, entre mayo y septiembre del 2016 hasta el 2018, en la Comunidad de Madrid se declararon olas de calor de 304 días, y que entonces se registraron 23 asesinatos, 61.117 llamadas al 016 y 38.088 denuncias a la policía. Los autores del informe relacionaron el 39,1% de esos asesinatos con las olas de calor, así como un 2,2% de las denuncias y un 1,8%  de las llamadas. Además, el estudio señaló que el riesgo de que una mujer muera a manos de su pareja o expareja se incrementa hasta un 40% tres días después de que se produzca una ola de calor y un 28,8% por cada grado centígrado que supere los 34 en el termómetro.

28 menores muertos y 257 huérfanos

A las nueve mujeres asesinadas en julio hay que sumarles otra muerte más relacionada con violencia machista, la del pequeño Cristian, que con 11 años fue asesinado en Murcia a manos de su padre, quien posteriormente se suicidó cuando tenía que haber entregado al niño a su madre, con quien compartía la custodia. Este crimen podría ser considerado por los investigadores del caso como un asesinato vicario, pues el principal objetivo de la muerte del menor es causar daños a la madre. En total, desde el 2013 se han asesinado un total de 29 menores en el contexto de la violencia de género. Además, 257 niños quedaron huérfanos por culpa de este tipo de violencia.

Las cifras de la violencia de género en este 2019 están siendo especialmente alarmantes. En los primeros siete meses del año, se eleva a 37 el número de las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, lo que supone un aumento del 60% de estos crímenes respecto al 2018 (23). En cuanto al total registrado desde el 2003, 1.012 mujeres han muerto a causa de este tipo de violencia en España, según los datos aportados por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.