EN BARCELONA

Apuñalada una mujer en una peluquería del Raval

Ha recibido dos cuchilladas y se encuentra en estado grave, ingresada en el Hospital del Mar

Según el entorno de la víctima, el agresor es un hombre que llevaba más de un mes acosándola

Vídeo del apuñalamiento en una peluquería del Raval. 

3
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

Un hombre ha apuñalado gravemente a una mujer en una peluquería del barrio del Raval de Barcelona. Los hechos han tenido lugar a las diez de la mañana de este viernes. El sospechoso le ha propinado dos cuchilladas, una en el pecho y otra en la espalda. La mujer ha sido trasladada al Hospital del Mar y allí permanece ingresada en la unidad de cuidados intensivos. Agresor y víctima son ciudadanos de origen pakistaní. 

Iffat, la víctima, es una mujer de treinta y pocos años de edad que trabaja en esa peluquería de la calle de Espalters, esquina con la calle de Sant Pau, justo delante de la Filmoteca de Catalunya. Como cada mañana, a las 10.00 horas ha subido la persiana del negocio y se ha dirigido al fondo del establecimiento para encender el resto de las luces. En ese instante, tal como ha captado la cámara de seguridad del local en un vídeo publicado por EL PERIÓDICO, ha entrado el agresor y, fuera del ángulo de visión de la cámara, ha apuñalado a la víctima. Poco después, ambos han forcejeado hasta la entrada de la peluquería y allí el sospechoso la ha agarrado violentamente del cabello para tirarla al suelo.

El auxilio de los vecinos 

El incidente ha generado un gran revuelo en la calle. Una prostituta, de las que habitualmente ofrecen sus servicios sexuales junto a la Filmoteca, ha entrado en otra peluquería cercana para avisar al dueño de que Iffat había sido apuñalada. Este y el responsable de un supermercado, ambos de nacionalidad paquistaní, conocidos de la víctima, han acudido corriendo a socorrerla. Los dos explican a este diario que han encontrado a Iffat sentada en una de las butacas del local, sangraba abundantemente y parecía a punto de perder el conocimiento. Han llamado al 112 mientras la peluquería se llenaba de vecinos que rodeaban la escena y que han recibido a los equipos de emergencia entre gritos para que se apurasen en auxiliarla.

Trabajadores de una ambulancia del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) han cortado el vestido de Iffat y han tratado de contener la fuerte hemorragia que habían causado las dos incisiones antes de llevársela al hospital. Los investigadores de los Mossos han comenzado poco después a interrogar a los vecinos, que tras revisar las imágenes de la cámara de seguridad han identificado sin dudar al sospechoso y han facilitado fotografías de su aspecto. El dispositivo para encontrarlo, por el momento, no ha logrado capturarle. 

Un acosador 

Según los conocidos de la víctima, el autor material del ataque es otro ciudadano de origen pakistaní que llevaba más de un mes acosando a Iffat. Él quería casarse con la mujer pero esta la rechazaba. "Chico quería chica pero chica no quería chico", resumen. Durante las últimas semanas, el agresor se pasaba el día merodeando por la zona, sentado frente a la peluquería a la hora de la apertura y la del cierre del negocio, bebiendo latas de cerveza.

Hace unos quince días, la policía catalana, siempre según el relato de estos dos hombres, respondieron una llamada del dueño de la peluquería, escenario del crimen, que requirió su presencia harto del acoso que sufría Iffat y los agentes identificaron ya entonces al sospechoso.

Noticias relacionadas

Entre enero y julio de este año 37 mujeres han sido asesinadas por la violencia machista en España, según el último balance del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad. Desde el año 2003, cuando comenzaron a contarse este tipo de crímenes, la cifra total de mujeres asciende a 2013. Los Mossos, durante el 2018, recogieron 12.977 denuncias por violencia machista. 

El teléfono de la Generalitat 900 900 120 es un servicio gratuito y confidencial -no deja rastro en la factura telefónica- y funciona todos los días del año, durante las 24 horas del día. Dispone de profesionales, abogadas y psicólogas que pueden contactar con servicios de emergencia, si es necesario. Las personas que accedan al servicio pueden expresarse en 124 lenguas, entre ellas el catalán, el castellano, el inglés, el francés, el alemán, el italiano, el ruso, el árabe, el rumano, el croata y el chino.