Ir a contenido

CUMBRE DE URGENCIA

Catalunya acelera las medidas anticontaminación tras la denuncia de la Comisión Europea

Se da 18 meses de plazo para cumplir a rajatabla los límites de polución europeos

Luis Benavides

Govern, Ayuntamiento de Barcelona, Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Diputació de Barcelona se han conjurado este lunes en una cumbre por la calidad del aire convocada de urgencia para conseguir cumplir antes de enero del 2021 los límites de contaminación de dióxido nitrógeno marcados por la Comisión Europea. 

Actualmente dos de las 30 estaciones de monitorización de la calidad del aire de los núcleos urbanos de Barcelona y Vallès-Baix Llobregat superan los límites europeos de contaminación, y esto ha motivado (en buena medida) que la Comisión Europea decidiera la semana pasada denunciar a España ante El Tribunal Europeo. “Hemos acreditado una mejora sustancial de los niveles de dióxido de nitrógeno. En el 2010 el número de estaciones que superaban el valor límite anual de dióxido de nitrógeno eran 17 y ahora solo dos superan el valor límite de los 40 microgramos por metro cúbico”, ha precisado el ‘conseller de Territori y Sostenibilitat, Damià Calvet, quien considera necesario dar una respuesta “rápida, firme y unitaria”.

La teniente de alcalde de Barcelona, Janet Sanz, ha añadido que los niveles de contaminación no son los de hace una década, “pero siguen siendo graves”. Sanz ha recordado al 'conseller' que esas dos estaciones están situadas en Sarrià-Sant Gervasi y el Eixample y que, por tanto, “afectan a muchas personas". "No somos autocomplacientes y nuestro objetivo no es solo no superar los niveles marcados por Europa en ninguna de las estaciones, sino tampoco los -mucho más restrictivos- de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, ha subrayado la teniente de alcalde.

En la misma línea que Sanz, el vicepresidente del AMB, Antoni Poveda, también ha pedido reducir mucho más los niveles de dióxido de nitrógeno y de partículas.  "La OMS no marca 40 microgramos sino 20, y con este nivel prácticamente todas las estaciones estarían por encima", ha lamentado el vicepresidente de movilidad, quien ha enumerado algunas de las medidas impulsadas desde el ente metropolitano como la renovación de las flotas de buses, la tarjeta T-Verda, los carriles bici y la zona única de pago de transporte público.

Más zonas de bajas emisiones

El Govern calcula que la decisión del tribunal podría llegar en unos 18 meses, y en este plazo de tiempo quiere corregir esos niveles “acelerando” algunas medidas que ya están en la hoja de ruta. La medida estrella, ha recordado Calvet, es la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) permanente que entra en vigor el 1 de enero del 2020 y que permitirá “sacar de la circulación 124.000 vehículos” (en el 2024) pero la intención es replicar esa medida en el resto del Àmbit-40, formado por 40 municipios de la zona urbana de Barcelona declarados zonas de protección especial del ambiente atmosférico. El diseño de estas zonas de bajas emisiones corresponderá al AMB, en el caso de los municipios que forman parte del ente metropolitano, o a la Autoritat Metropolitana del Transport (ATM).

A nadie se le escapa que esta denuncia de la Comisión Europea coincide con la decisión del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, de revertir la zona de bajas emisiones de Madrid Central, algo que los jueces han paralizado en varias ocasiones. Lo ha recordado la teniente de alcalde Janet Sanz, quien también ha subrayado el tamaño de la ZBE de la capital catalana: unos 95 kilómetros cuadrados. “Equivale a 20 Madrid Central”, ha dicho la también teniente de ecología y movilidad de la ciudad de Barcelona, quien ha asegurado que ya está todo en marcha o en proceso -ordenanza, adjudicaciones, cámaras...- para que entre en funcionamiento la ZBE en la fecha prevista.  

A la cumbre de urgencia también han asistido representantes de los 40 municipios afectados, del Port de Barcelona, del Aeroport del Prat y el diputado de Espacios Naturales de la Diputación de Barcelona, Cesco Gomar, entre otros. Calvet ha explicado que invitó a la ministra de transición ecológica, Teresa Ribero, que por problemas de agenda no ha podido acudir a la cumbre. En su lugar ha acudido un representante de la delegación del Gobierno. A la ministra Calvet le ha pedido más reuniones bilaterales  para que "la información sea más precisa y compacta", haciendo referencia a la información que Ribero debe transmitir puntualmente a la Comisión Europea. 

Peajes para financiar el transporte público

El AMB propone reconvertir los peajes existentes en peajes de congestión y la creación de una empresa pública que los gestione una vez finalicen las concesiones a partir del 2021. El objetivo es dedicar los recursos obtenidos a financiar el transporte público, la red de bicicletas y alternativas de la movilidad sostenible. “Esto evitaría la utilización masiva de los vehículos privados (finalizadas las concesiones)”, ha expresado Poveda. Los planes del Govern podrían ser compatibles con los deseos del ente metropolitano, pues Calvet ha confirmado que ya están trabajando en “una gestión diferente” que debería revertir en “la financiación del transporte público, la ambientalización de las flotas y el mantenimiento de la red”. Calvet anhela, eso sí, una "Catalunya lliure de peatges" y la recaudación llegaría a través de la implantación de la viñeta, algo así como una tarifa plana que pagarían todos los vehículos por usar las vías de alta capacidad.

Carriles VAO y descarbonización de infraestructuras

Los futuros carriles Bus-VAO (vehículos alta ocupación) en la B23, a la entrada de la ciudad de Barcelona por la Diagonal, y de la C-245 también permitirán "una mejora sustancial" en los niveles de contaminación, según Calvet, quien asegura que ya están a punto de ver la luz a falta de la firma de Territori y Fomento. "Me atrevería  adecir que si no fuera porque el Gobierno está en funciones, ya estaría firmado", ha apostillado el 'conseller'.

Respecto al papel del puerto de Barcelona y del aeropuerto, Calvet ha destacado sus ambiciosos planes de electrificación. En el caso del aeródromo, el plan hace referencia a "toda la movilidad asociada a la infraestructura", ha precisado. "No se trata tanto de limitar (la llegada de barcos a Barcelona) como de descarbonizar", ha puntualizado el titular de Territori. Sanz, por su parte, ha valorado que los responsables del puerto y del aeropuerto "no vayan a su bola" y pongan de su parte para superar esta "emergencia", cumpliendo con las restricciones y medidas que se adopten en futuras reuniones.