Ir a contenido

PARRICIDIO EN EL MUNICIPIO DE BENIEL

Un hombre mata a su hijo de 10 años antes de entregarlo a su madre en Murcia

El individuo se ahorcó tras quitar la vida al menor, que estaba con él por el régimen de visitas establecido con su expareja

Este asesinato se suma a los tres crímenes de violencia machista cometidos por varones en la última semana

El Periódico

Un hombre mata a su hijo de 10 años antes de entregarlo a su madre en Murcia. / EFE

Un hombre de 39 años mató presuntamente en la noche del jueves a su hijo de 10 años, al que tenía que haber entregado a su madre, y después se suicidó en su domicilio de la localidad de Beniel (Murcia). El sospechoso había sido condenado, a principios de junio, por un juzgado de Violencia sobre la Mujer por un delito de coacciones a su expareja, por lo que se le impuso una orden de alejamiento que incumplió días después, cuando fue condenado por quebrantamiento de la prohibición, si bien, la pena de cuatro meses de prisión quedó suspendida, a petición de la defensa y sin la oposición de las acusaciones.

Este asesinato se suma a los tres crímenes motivados por la violencia machista que han tenido lugar en los últimos cinco días, cuando tres hombres han acabado con las vidas de sus parejas. Así, el pasado domingo fue asesinada una mujer en Vilalba, Lugo, el lunes otra en Calpe, Alicante, y el miércoles, otra en Terrasa, Barcelona. Con estos tres fallecimientos, la negra lista de asesinadas a manos de parejas o exparejas asciende a 35 en lo que va de año, 11 más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que el número de fallecidas desde el 2003 es de 1.010.

En cuanto a los menores, de confirmarse que la pretensión del padre al asesinar a su hijo era infligir el máximo daño a su expareja, serían ya dos los niños fallecidos este año debido a episodios de violencia machista y 29 desde el 2013. Por ello, el Gobierno, tras pedir “firmeza” frente al “terror” de la violencia de género, reiteró su pretensión de modificar el régimen de visitas en parejas separadas para que los padres maltratadores no puedan “poner en riesgo la seguridad de los menores”, tal como se recoge en el Pacto de Estado.

Los detalles del asesinato

La policía de Beniel tuvo conocimiento del suceso cuando alrededor de las 20.30 horas del jueves una llamada alertó al cuerpo policial de que el niño no había sido entregado a su madre a la hora establecida en el régimen de visitas, por lo que una patrulla se dirigió a la vivienda del padre, en la avenida Calvo Sotelo, para comprobar qué ocurría. 

Al llegar al domicilio, los agentes comprobaron que la puerta estaba cerrada con llave por dentro, por lo que avisaron a un cerrajero para que la abriese. Fue en ese momento cuando entre el pasillo y el baño encontraron tendido en el suelo el cuerpo del menor rodeado de gran cantidad de sangre y en la cocina el cadáver del padre ahorcado.

Antes de acceder al lugar, los familiares habían avisado a las fuerzas de seguridad de que el sospechoso había tenido comportamientos suicidas.