Ir a contenido

OPERACIÓN POLICIAL

Los Mossos liberan a una mujer retenida durante 20 días en Tortosa

El secuestrador, de nacionalidad paquistaní, quería casarse a la fuerza para obtener documentación europea

J. G. Albalat

Una patrulla de los Mossos d’Esquadra.

Una patrulla de los Mossos d’Esquadra.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado 17 de julio a un hombre de 31 años y de nacionalidad paquistaní como presunto autor del secuestro de una mujer durante más de 20 días en un piso de Tortosa. 

Los agentes recibieron ese mismo día un aviso de Europol en que informaba que una mujer de eslovaca de 42 años había realizado una llamada a la policía de su país para denunciar que un hombre la mantenía recluida en una vivienda en contra de su voluntad. La víctima también explicó que el secuestrador pretendía casarse con ella para obtener la documentación europea y que la boda debía celebrarse dos días después. También relató que su raptor le había amenazado de muerto si pedía ayuda.

Para que la policía pudiera localizarla, la rehén detalló que se encontraba en un piso donde venía un puente de color rojo por encima de un río y que en el interior de la vivienda había encontrado un papel con una dirección de la localidad de Tortosa. Los investigadores iniciaron la búsqueda y determinaron la ubicación exacta del piso donde la mujer estaba retenida. Tras una discreta vivilancia, la liberaron y detuvieron a su secuestrador, según ha informado este domingo la policía de la Generalitat.

Trabajar en España

En su declaración a los agentes, la víctima aseguró que había conocido al hombre en Eslovaquia a través de un hermano. Como los dos tenían la idea de venir a España para trabajar, decidieron viajar juntos. Una vez en Tortosa, esa persona le reveló sus planes para obtener la condición de ciudadano europeo, aunque ella los rechazó. Por ese motivo, su compatriota la retuvo durante 20 días en la casa, sin poder salir. En las pocas ocasiones que el arrestado se iba del piso dejaba la puerta cerrada con llave. El detenido pasó a disposición judicial en Tortosa el pasado 19 de julio y el juez decretó su libertad con cargos.