Ir a contenido

BALANCE DE LA SINIESTRALIDAD HASTA EL 15 DE JULIO

El uso del cinturón disminuye en un 10% entre los ocupantes muertos en las carreteras catalanas

La cifra preocupa en el departamento de Interior, que alerta de los factores de "alto riesgo" que confluyen en periodo estival

Luis Benavides

Estado en el que ha quedado el turismo.

Estado en el que ha quedado el turismo. / ACN / ROGER SEGURA

El uso del cinturón ha disminuido en un 10% entre los ocupantes muertos en las carreteras catalanas este año y un 33% entre los heridos graves. Estas cifras preocupan en el departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya, que esta mañana ha presentado el balance de la siniestralidad de los primeros seis meses del año. El Servei Català de Trànsit (SCT) insiste, entre otros muchos consejos para una movilidad segura, que “todos los pasajeros deben ir sentados en la posición correcta y utilizar el cinturón de seguridad o los sistemas de retención finantil adecuados a su edad y tamaño”.

Otro dato alarmante es el aumento de los positivos de alcohol. En concreto, el 13% de los conductores implicados en accidentes con víctimas circulaba con una tasa de alcohol por encima de la permitida. En general, 1 de cada 2 conductores implicados en un siniestro en la carretara había tomado alcohol, drogas o psicofármacos. "Son datos preocupantes, sobre todo si tenemos en cuenta que es una tendencia creciente desde 2010", explican fuentes de Interior, favorables a la tasa 0,0%, la que consideran "la única tasa de alcohol segura". "Hemos propuesto esta medida y muchas otras, pero es competencia del Estado Español a través de la Dirección General de Tráfico (DGT)", ha puntualizado el 'conseller' Miquel Buch, quien también ha recordado que la situación "provisional" del actual ejecutivo dificulta mantener unas conversaciones más fluidas. 

El dato positivo, acaso el único, es el descenso de muertos (-16%) y siniestros mortales (-5%) entre el 1 de enero y el 15 de julio respecto al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, Interior y SCT piden a los conductores que no bajen la guardia. Y es que precisamente en verano, durante los meses de julio y agosto, se concentran más de un 23% de los accidentes mortales anuales. En este sentido, Buch ha apelado a un “comportamiento responsable en la carretera” durante los desplazamientos en periodo estival, cuando se pueden acumular factores de “alto riesgo” como la relajación al volante, el desconocimiento de las carreteras por las que se circula y conductas negligentes, ha enumerado el titular de Interior. 

Con todo, Buch ha recordado que detrás de las 86 personas que han perdido la vida en los 82 accidentes  de tráfico en la red viaria interurbana contabilizados hasta el 15 de julio existen personas y ha puesto el acento en las “familias destrozadas por la mortalidad en la carretera”. Esta disminución de víctimas mortales, además, admite la nota informativa emitida por la  ‘conselleria’, está lejos de los objetivos fijados por Europa, que marca una reducción del 45% para este año respecto al 2010 –el descenso está siendo de un 28,3%- y del 50% en el 2020.

El jefe de la Comisaría de Movilidad de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero, ha hecho durante la presentación del balance un llamamiento a "la prudencia y la responsabilidad, pero también de los acompañantes" porque todas las personas que van en vehículo son "corresponsables", ha asegurado. La policía autonómica reforzar todoso aquellos tramos de la red viaria  con un número más elevado de vehículos, sobre todo en zonas costeras. En realidad, se trata de una "redistribución" de las patrullas, ha puntualizado. "Los recursos son los que son", ha añadido el representante de los Mossos.

Consejos para una movilidad segura

El SCT recuerda la importancia de revisar todo el vehículo, especialmente el estado de los neumáticos, la dirección, los frenos y el aceite; y la posición de los retrovisores, los asientos, los cinturones y las sillitas. "Comprueba que dispones de un chaleco reflectante, dos triángulos de señalización y rueda de recambio en perfecto estado", detallan  fuentes de Trànsit.

Más allá de usar correctamente el cinturón de seguridad, las personas encargadas de llevar el coche deben descansar las horas necesarias y llevar ropa cómoca y calzado adecuado. Tampoco deben realizar comidas copiosas antes de coger el coche, pues puede provocar somnolencia, ni tomar ciertos medicamientos o beber bebidas estimulantes que "pueden afectar la percepción".  El SCT considera "conveniente" que alguno de los acompañantes pueda ponerse al volante como conductor alternativo "para no sobrecargar a la misma persona, sobre todo en viajes largos".