Ir a contenido

INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Prisión para los cuatro detenidos por la violación múltiple en Manresa

El auto detallla que la víctima expresó su negativa a mantener relaciones sexuales con ellos

Los sospechosos fueron entrando uno a uno en una habitación y agredieron a la menor

J. G. Albalat

Registro en el piso donde se cometió la presunta violación a una menor en Manresa. / EUROPA PRESS

La jueza de Manresa Silvia Mañas Vidal ha acordado este martes prisión provisional para los cuatro detenidos en relación con la violación múltiple de una menor de 17 años en Manresa (Bages) ocurrida el pasado 13 de julio en un edificio ocupado. La togada justifica su decisión en el riesgo de fuga y la eventual reiteración delictiva, a la vez que califica de "coherente en todo momento" la declaración de la víctima, que fue agredida sexualmente por los implicados uno a uno. Su resolución recoge la valoración de intimidación de la fiscalía en el sentido que los sospechosos colocaron encima de ella "todo el peso de su cuerpo", de mayor complexión, sin que la muchacha pudiera apartarlos y haciendo caso omiso a su negativa a mantener relaciones sexuales con ellos.

El auto sostiene que en la noche del 13 de julio la menor acompañó a una vivienda de forma voluntaria a un grupo de "chicos de origen magrebí" (dos son extutelados de la Generalitat) que había conocido en la calle. Una vez allí, la muchacha consumió tres cubalibres e hizo un par de caladas a un porro, que se sumó a las cervezas que había consumido durante el día. Por lo tanto, estaba ebria.

Después de bailar con los alguno de los imputados "una música árabe", uno de ellos le dijo que la veía mal y debía ir a dormir, llevándola a una habitación, donde le hizo estirar en el suelo. Este joven le quitó casi toda la ropa y la violó, a pesar de que la víctima desde el primer momento "verbalmente y con gestos" le manifestó que no quería mantener relaciones íntimas con él. Al acabar, el ahora encarcelado salió de la estancia y entró en ella otro acusado, que también la violó. Y así hasta cuatro.

Intentó apartarlos

Según la víctima, en la habitación no había luz y los agresores hacían servir los móviles como linterna. "En todas las cuatro ocasiones, la menor manifestó verbalmente y de forma clara que no quería mantener relaciones sexuales con ellos y que pararan, intentando apartarlos sin conseguirlo", apunta la jueza. Tras ello, la chica intentó irse, pero uno de los implicados le dijo que se quedara y le ofreció más alcohol. Al final, se vistió rápido y huyó, dejándose en el lugar las bragas y un cosmético. Los Mossos hallaran en la vivienda ocupada esos enseres. Para la juez considera "se trata de una agresión sexual en grupo".

La magistrada subraya en el auto de prisión que la víctima "ha persistido en la incriminación" en su declaración ante ella y ha ratificado los hechos relatados ante a la policía. Así explicó que fueron los sospechosos los que le dijeron de irse a dormir a la habitación y que, aunque estaba "aplatanada" por el alcohol, era "consciente de todo lo que pasaba y pudo observar los rasgos físicos de cada agresor porque había la iluminación de los móviles en el cojín y entraba un poco de luz". La víctima, incluso, reconoció "espontáneamente" a tres de los cuatro arrestado por la calle ante la policía al poco de haber sido atacada sexualmente. El cuarto detenido fue identificado como el propietario de un móvil desde el que la menor habría llamado a la policía para pedir ayuda.