CARTA DEL 2017

El arzobispo de Burgos elogió resistirse hasta la muerte para evitar ser violada

Fidel Herráez Vegas asegura ahora que se han "tergiversado" sus palabras de hace dos años y añade que siempre ha condenado toda violencia que se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo

Fidel Herráez Vegas, arzobispo de Burgos.

Fidel Herráez Vegas, arzobispo de Burgos.

Se lee en minutos

El Periódico

El arzobispo de Burgos, Fidel Herráez Vegas, escribió una carta en enero del 2017 para defender la causa de beatificación de la burgalesa Marta Obregón, una joven que fue violada y asesinada en 1992 por el llamado 'violador del ascensor'.

En la carta, que fue publicada en las páginas web del Opus Dei y del Arzobispado, en una revista eclesiástica y en el Diario de Burgos,  Herráez escribe que "Marta también es un estímulo para vivir todas las virtudes cristianas que ella fue descubriendo [...] En especial, la grandeza de la castidad, como se hace visible cuando resiste y lucha hasta morir asesinada por defenderla. Una virtud hoy poco valorada, que nos ayuda a orientar el amor y la entrega hacia su plenitud y belleza más singular".

Hasta la muerte por la castidad

Y este es precisamente el párrafo que ha levantado ampollas, al entenderse que el arzobispo pedía a las víctimas de violación que se resistan hasta la muerte por la castidad.

Herráez ha contestado ahora que sus palabras sobre "la actitud heroica de una joven, Marta Obregón" que murió por defender su castidad se han "tergiversado", y ha añadido que siempre ha condenado toda violencia que se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo.

En una nota enviada a Europa Press, el arzobispo escribe: "Me solidarizo con todas las personas que son víctimas de todo tipo de violencia" y señala que "es lamentable que, en una sociedad democrática, que se fundamenta en el respeto a la dignidad de las personas, una mujer tenga que llegar a anteponer incluso su vida por la defensa de su propia integridad, como lo hizo Marta Obregón".

Paralelismos y 'doctrina Parot'

Marta fue asesinada un 21 de enero, precisamente en la festividad de Santa Inés, una joven virgen romana martirizada por preservar su castidad. Además, recibió 14 puñaladas por resistirse a que la violara Pedro Luis Gallego Fernández, 'el violador del ascensor', que fue condenado en 1992 a 273 años de cárcel por el asesinato de Marta Obregón y el de Leticia Lebrato, de 17 años, en Valladolid, además de por dieciocho agresiones sexuales más.

Aprovechaba su profesión como mecánico de ascensores para acceder a los portales de sus víctimas. Ahí esperaba a que entraran para, al llegar al ascensor, sujetarlas e introducirlas en el habitáculo para forzarlas de modo muy cruel, según testificaron sus víctimas.

Noticias relacionadas

A Gallego se le aplicó la doctrina Parot para prorrogar hasta el 2022 su encarcelamiento, pues debía haber salido a finales del 2008, pero al quedar anulada en noviembre del 2013, salió en libertad ese mismo mes.

Sin embargo, fue encarcelado de nuevo tras ser condenado por haber cometido, en junio del 2017, al menos cuatro agresiones sexuales -dos consumadas y otras dos en grado de tentativa- en el entorno del Hospital de la Paz de Madrid. El Supremo acordó el año pasado retrasar su salida de la cárcel hasta el 2022.

Temas

Burgos