Ir a contenido

Cuando ejercía en Alcalá de Henares

Omella declara por falsificación de documentos para apartar a un sacerdote

El religioso que le ha denunciado fue apartado de la iglesia por romper presuntamente el celibato y haber tenido un hijo, algo que niega

Efe

Juan José Omella, saliendo de la Ciutat de la Justícia.

Juan José Omella, saliendo de la Ciutat de la Justícia. / ACN / Pol Solà

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha asegurado estar "contento" y "confiado en que todo irá bien" tras declarar este viernes ante el juez, investigado por falsificar documentos privados de un sacerdote para expulsarlo de la iglesia.

El sacerdote que ha denunciado a Omella fue apartado de la iglesia por romper presuntamente el celibato y haber tenido un hijo, extremos que el cura niega.

Omella ha declarado este viernes en el juzgado de instrucción número 10 de Barcelona en la Ciutat de la Justicia y en una breve atención a los medios ha asegurado que confía en la justicia y que "la jueza ha entendido bien de qué se trataba".

Querellado

Omella ha asistido a los juzgados en calidad de querellado a raíz de la denuncia presentada por un cura que fue expulsado del sacerdocio por la Congregación del Clero del Vaticano a finales del 2017 por "inobservancia" del celibato y "concepción y posterior nacimiento de prole".

El excura, que no ha hecho declaraciones a la prensa, niega los hechos de los que le acusó la Iglesia y que presuntamente cometió cuando ejercía en la diócesis de Alcalá de Henares (Madrid) y alega que su expulsión del sacerdocio le ha causado perjuicios morales y económicos.

La diócesis de Omella

Si bien los hechos sucedieron en otra diócesis, cuando la iglesia procedió a su expulsión el sacerdote se encontraba en la diócesis de Omella, y fue este quien le comunicó que se le apartaba del magisterio.

Aunque fue la Congregación para el Clero del Vaticano quien apartó al cura, el exsacerdote acusa a Omella de falsedad en documento privado porque dice que no envió a Roma su escrito de defensa con un acta notarial de la madre de la criatura y una prueba de paternidad que, asegura, documenta que no es el padre.

Ante estas acusaciones, Omella ha asistido hoy a la fase de instrucción previa y ha respondido a las preguntas de la juez "tratando de decir la verdad y nada más que la verdad", ha asegurado.