Ir a contenido

Dos niños, entre las víctimas

Al menos seis turistas muertos en Grecia por el temporal

Decenas de personas han resultado heridas en la conocida península turística de Calcídica, en el norte de Grecia

Efe

Al menos seis muertos y decenas de heridos por el temporal en Grecia. / VERVERIDIS VASSILIS (EFE / VÍDEO: EFE)

Al menos seis personas murieron, entre ellas dos niños, y decenas resultaron heridas durante el temporal de vientos y lluvias que azotó la pasada noche en la península de Calcídica, en el norte de Grecia.

Según informó el nuevo ministro de Protección Ciudadana, Mijalis Jrisojoidis, los fallecidos son todos turistas que se encontraban de vacaciones en la zona. Dos víctimas son de nacionalidad rusa, dos son checos y dos rumanos.

Los dos rusos son un ruso de 39 años y su hijo de dos que fueron alcanzados por un árbol que se cayó junto a ellos en la localidad de Nea Potidea.

Dos rumanos, un hombre de 54 años y un niño de ocho, murieron al desplomarse el techo exterior de una taberna en Nea Playía. Por ahora los bomberos no han podido confirmar si ambas víctimas guardaban parentesco.

En los incidentes resultaron además heridas varias personas que fueron trasladadas a hospitales cercanos.

Estado de la playa del Hotel Porto Carras, tras el temporal.

Desaparecido un pescador

El temporal se cobró además la vida de un matrimonio mayor de checos que se encontraban en su caravana cuando un golpe de viento tumbó el vehículo.

En la caravana se encontraban además el hijo y nieto de la pareja, que lograron salvarse.

Las autoridades de salvamento buscan además a un pescador que ha sido dado por desaparecido.

Vehículo destrozado en la playa de Sozopoli.

El temporal que ha afectado el centro, oeste y norte de Grecia ha causado grandes destrozos sobre todo por árboles arrancados de raíz y automóviles volcados, pero también en edificios, donde salieron volando tejas o cayeron barandillas de terrazas. 

Los medios locales mostraban esta mañana imágenes de playas con tumbonas y sombrillas destrozadas, carreteras cortadas por árboles caídos o automóviles y motocicletas volcados. Una instantánea de lo fue este breve pero intenso temporal, con vientos que llegaron a alcanzar la intensidad de un huracán.

"Es la primera vez en mis 25 años de profesión que he vivido algo semejante", dijo a la televisión pública Athansios Kaltsas, director del Centro Médico de Nea Mudaniá, donde muchos de los heridos fueron tratados por fracturas. "Fue todo tan abrupto, y tan repentino", añadió.

Kaltsas informó de que mas de medio centenar de personas, con edades entre los ocho meses y 70 años, tuvieron que ser atendidas por algún tipo de lesión, la mayoría heridas en la cabeza o fracturas diversas a causa del impacto de ramas de árboles u otros objetos que volaron por los aires.

El cuerpo de bomberos recibió más de 600 llamadas durante toda la noche en la zona afectada.
En dos de los tres "dedos" que conforman la península de Calcídica, en la que también se encuentra el monte sagrado de Atos, hubo cortes de electricidad a causa de la caída de postes.

Temas: Grecia