Ir a contenido

Residuos tóxicos

Investigación por la aparición de peces muertos en El Prat de Llobregat

La Agència Catalana de l'Aigua encarga a los agentes rurales que cojan muestrasn aunque relaciona el incidente con las lluvias

Óscar Hernández

Peces muertos en la orilla del Llobregat

Peces muertos en la orilla del Llobregat / Acn

La Agència Catalana de l'Aigua (ACA) ha abierto una investigación para aclarar las causas de la aparición de varios centenares de peces muertos en el tramo del río Llobregat que discurre en el término municipal de El Prat, a la altura del puente de la autovía de Castelldefels (C-31) y que este jueves  por la mañana ha denunciado Ecologistes en Acció de Catalunya.

La entidad ecologista sostiene que los peces han aparecido en una zona de aguas turbias donde aparentemente habría restos de algún derrame contaminante, motivo por el que reclama a las administraciones pertinentes, como la Conselleria de Territori y el Ayuntamiento de El Prat, que lo investiguen.

También lamenta que el Llobregat «históricamente siempre ha sido un río gravemente contaminado» con vertidos de diversas industrias», si bien también celebra que se haya conseguido recuperar en los últimos años la calidad de este ecosistema «entre otras medidas gracias a la aportación de agua limpia procedente de la Depuradora de Zona Franca río arriba hasta el punto de haberse observado el regreso en alguna nutria», ha dicho Fernando Saz, de Ecologistes en Acció.

Por las lluvias

Fuentes de la ACA han explicardo, sin embargo, a este diario que, aunque han enviado al Cos d'Agentes Rurals para que recogiese muestras y examinara la zona, todos los indicios apuntan a una alteración de la calidad del agua motivada por las lluvias de los últimos días y el consiguiente movimiento de lodos y arrastre de residuos.

«No tenemos constancia de ningún vertido incontrolado o de problemas en las plantas potabilizadoras ni sistemas de saneamiento aguas arriba» de la zona afectada, han añadido en la entidad pública que controla la calidad de los acuíferos y del suministro del agua.

El agua turbia puede reducir la presencia de oxígeno, lo que habría provocado la muerte de los peces por hipoxia. Las mismas fuentes han añadido que estos fenómenos son relativamente normales en esta época del año,  sobre todo cuando se suman el calor y las lluvias fuertes. A esto se añade que algunas depuradoras no pueden tratar todas las aguas fecales que les llegan al saturarse y una parte de estas pueden acabar en el río con el consiguiente impacto momentáneo.

Avería en una estación

La ACA sí ha tenido constancia de una avería puntual en la estación de bombeo de Sant Boi de Llobregat, que ha dejado de funcionar durante algunos minutos. Pero sus responsables descartan, en un principio, que el suceso medioambiental detectado por Ecologistes en Acció pueda tener relación con esa incidencia o con algún vertido. Esta última causa tendría que confirmarse o descartarse en unos días con el resultado de los análisis de las muestras recogidas por los agentes rurales. 

Por otra parte, esta semana también han aparecido diversos peces muertos en las lagunas de Olla del Rei en Castelldefels. En este caso, el ayuntamiento ha aseguró que se debe al estancamiento de agua acumulada y no regenerada durante las últimas semanas.