Ir a contenido

Más de un millón de firmas a favor de la eutanasia

Activistas y familiares de enfermos presentarán el viernes en el Congreso la masiva petición

Piden a los políticos que "se pongan las pilas" y "negocien" para despenalizar ya el suicidio asistido

Patricia Martín

Ángel Hernández, con su esposa María José Carrasco.

Ángel Hernández, con su esposa María José Carrasco. / EL PAÍS / CARLOS ROSILLO

Activistas y familiares de personas que reclaman la eutanasia presentarán este viernes en el Congreso más de un millón de firmas para que se despenalice y se regule en España. Se trata del mayor número de rúbricas presentadas en las Cortes a favor de las personas que desean morir y no pueden hacerlo por sus propios medios y sus impulsores han decidido presentarlas ahora ante el temor de que la confrontación política aboque al país a unas nuevas elecciones y se retrase, de nuevo, la aprobación de la ley que en la legislatura pasada quedó varada porque el PP y Cs usaron su mayoría en la Mesa del Congreso para ampliar indefinidamente el plazo de enmiendas.

Después del último caso mediático, el de Ángel Hernández, quien ayudó a morir a su esposa, María José Carrasco, enferma de esclerosis múltiple, y lo grabó en un vídeo para dar precisamente un aldabonazo a favor de la eutanasia, Marcos Hourmann, el primer médico condenado en España por practicar un suicidio asistido a una paciente terminal de 82 años, ante la petición de su hija, inició una recogida de firmas en las que solicitaba a la fiscalía que no presentara cargos contra Hernández. En total, recogió 600.000, pero como el caso ha seguido una rocambolesco camino judicial en el que finalmente el acusado está siendo investigado por un juzgado de violencia de género, en contra del criterio del ministerio público, Hourmann y Hernández decidieron que “ya no tenía sentido acudir a la fiscalía” y que era más lógico presentar estas firmas en el Congreso, para presionar a los políticos a que se “pongan las pilas”, según explica el médico condenado a EL PERIÓDICO.

Derecho a Morir Dignamente

Esas 600.000 firmas se unen a las recabadas por Asun Gómez, la viuda de Luis de Marcos, quien falleció por esclerosis múltiple pero antes inició el proceso para pedir el suicidio asistido (100.000 firmas), y por la familia de Maribel Tellaetxe (373.000 firmas), fallecida por alzhéimer y no como ella y sus allegados solicitaban. En total, más un millón de firmas, que serán registradas en el Congreso con el apoyo de Derecho a Morir Dignamente (DMD) y la participación de Hourmann, Hernández y los familiares de de Marcos y Telleatxe.

A la rueda de prensa no han invitado a ningún partido político, según explica Hourmann, porque no quería que nadie se “ponga la medalla”, aunque es probable, según reconoce, que alguno se acerque y muestre públicamente su apoyo. Los partidos más claramente proeutanasia son PSOE y Podemos, mientras que Ciudadanos pide primero aprobar la ley de cuidados paliativos que estuvo a punto de ver la luz la pasada legislatura para después dar su apoyo a la regulación del suicidio asistido. El PP sólo apoya una ley de cuidados paliativos y Vox está totalmente en contra de la eutanasia.

La posible repetición electoral

En este contexto, la despenalización podría ver la luz si Pedro Sánchez logra ser investido. Pero ante la posibilidad de que haya una nueva convocatoria electoral y la mayoría proeutansia mengue, los activistas y DMD han decidido presentar ya las firmas para pedir a los partidos que lleguen a un “entendimiento”. “Aunque ellos estén en funciones, nosotros no estamos de vacaciones y cada día se conocen nuevos casos de personas que desean morir, como el de Antoni Monguilod, que sufre párkinson y recientemente ha suplicado que le dejen morir dignamente. Basta ya”, resume Hourmann.

Temas: Eutanasia