Ir a contenido

El TSJC suspende las obras de la C-32 entre Blanes y Lloret de Mar

El 'conseller' de Territorio y Sostenibilidad, Davia Calvet, ya ha anunciado que recorreran la decisión del TSJC

Desde la Generalitat consideran que el proyecto sí que cumple con la legislación climática y ambiental

Agencias

Fachada del Tribunal Superior de Justícia de Barcelona

Fachada del Tribunal Superior de Justícia de Barcelona / ÁLVARO MONGE

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha suspendido la "ejecutividad" de las obras para alagar la C-32 entre Blanes y Lloret de Mar (Girona), porque entiende que el estudio de impacto ambiental del proyecto y las resoluciones que se derivan son insuficientes ante la Ley del Cambio Climático. El TSJC considera que los fundamentos sobre la Ley del Cambio Climático en este estudio no son suficientes, mientras que la Conselleria ha sostenido que, en el conjunto del nuevo proyecto, se cumplen con los requerimientos de la Ley del Cambio Climático y de la Declaración de Impacto Ambiental.

El TSJC acepta así medidas cautelares solicitadas por entidades agrupadas en las plataformas Stop C-32 y SOS Costa Brava, que han defendido en un comunicado que la paralización de las obras "llega después de más de 40 días de resistencia ciudadana en el bosque, con nervios y cansancio".

En declaraciones a TV3, el 'conseller' de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ya ha anunciado que desde la Generalitat recorreran la decisión de TSJC "porque creen que el proyecto sí que incluye todo lo que tenemos que justificar en la legislación climática y ambiental". Asimismo, Calvet ha defendido la importancia de la futura infraestructura para los vecinos de Blanes y Lloret, pero también a todos aquellos que se desplacen hacía esas localidades. Será utilizada por "transporte publico y vehículos eficientes", "como infraestructura nos hace falta", ha apuntado el 'conseller'.