05 jun 2020

Ir a contenido

3.000 años de antigüedad

Una escultura de la cabeza de Tutankamón sale a subasta en Londres valorada en 5 millones de dólares

Las autoridades egipcias exigen una demostración de que fue sacada legalmente del país antes de que pueda ser vendida

El Periódico / Agencias

Rostro de la escultura de Tutankamón en cuarcita

Rostro de la escultura de Tutankamón en cuarcita / Efe

Una escultura de cuarcita marrón de la cabeza del joven rey Tutankamón va a ser subastada en Londres este jueves. Valorada en más de cinco millones de dólares ha desatado la polémica, ya que la subasta se ha anunciando en medio de la demanda por parte de Egipto para que la cabeza le fuera devuelta. La escultura, de más de 3000 años de antigüedad y exhibida en la casa de subastas Christie's London, muestra al rey como el dios egipcio Amon.  

Mostafa Waziri, secretario general del Concilio Supremo de Antigüedades de Egipto, explicó su decepción con el hecho de que la venta siguiera adelante a pesar de las solicitudes de información sobre la pieza y las protestas por parte del gobierno y la embajada egipcia en Londres. "Creo que fue sacada de Egipto ilegalmente... No han presentado ningún documento que pueda demostrar lo contrario" dijo Waziri. "No vamos a parar, vamos a continuar persiguiendo a la escultura, incluso al comprador. Vamos a continuar insistiendo una vez tras otra hasta que pueda ser recuperada" ha añadido. 

El equipo de la casa de subastas ha asegurado que se han llevado a cabo los procesos necesarios para probar su procedencia y  garantizar que la venta sea legítima. "Es una pieza bien conocida desde hace tiempo... y nunca ha sido motivo de reclamación" señaló Laetitia Delaloye, jefa del departamento de antigüedades en Christie's. "Nunca ofreceríamos una pieza de la que tuvieramos algún tipo de duda sobre su origen"

La cabeza de 28.5 centímetros de alto se ha conservado en "unas condiciones extraordinarias" dijo, con el único daño apreciable en orejas y nariz.

Origen indeterminado

La polémica entorno a la escultura proviene de lo difuso de su origen. Según las autoridades egipcias, la pieza debía pertenecer al Templo de Karnak saqueado en 1970, ya que no podía pertenecer a la tumba de Tutankamón descubierta en 1922, en la que el único elemento de piedra que había su interior era el propio sarcófago. La aparente falta de pruebas de su retirada legal del territorio egipcio hace que esta teoría suscite bastante controversia por los investigadores egipcios.

Por otra parte, desde Chriestie's han asegurado que tienen bien localizado su pasado. "Los objetos históricos, por su propia naturaleza, son imposibles de localizar durante todos los milenios de su existencia, por lo que nuestro deber es investigar su historia más reciente" dijo Delaloye. 

La cabeza fue vendida a la propia casa de subastas en 2016 por la 'Resandro Collection' de arte egipcio, una de las colecciones privadas de ámbito egipcio más reconocidas del mundo. Según la investigación realizada por Christie's, el propietario original de la escultura fue el príncipe Wilhelm von Thurn und Taxis, que la vendió en 1974 a Josef Messina, propietario de una reputada galería de arte en Viena. Tras una década en sus manos, pasó al anticuario de Munich, Heinz Herzer, quien acabaría vendiéndola a la 'Resandro Collection'.

No obstante, una investigación del medio especializado LiveScience contactó con la família de Wilhelm von Thurn und Taxis, quienes aseguraron que la escultura no parecía haber sido suya ya que Wilhem nunca se había mostrado interesado en el arte y nunca la vieron por ningún lado. A su vez, figuras como Gudula Walterskirchen, historiadora, periodista y seguidora de la biografía de Wilhelm, confirma que el príncipe nunca tuvo una colección de arte. Por su parte Sylvia Schoske, egiptóloga y directora del Museo Estatal de Arte Egipcio de Munich, explicó en un artículo como cuando investigó la pieza nunca supo del príncipe, sólo encontró información relacionada con el anticuario Heinz Herzer. 

Arte desaparecido

A pesar de todo, la casa de subastas Christie's se ha mantenido en contacto con las autoridades egipcias en El Cairo y con la embajada en Londres, añadió Delaloye. 

Egipto ha exigido la vuelta de los artefactos extraídos por los arqueólogos y exploradores de la época imperalista, incluida la Piedra Rosetta expuesta en el Brisith Museum, una campaña paralela a la iniciada por Grecia para recuperar esculturas del Partenón, la de Nigeria por sus Bronces de Benín y Etiopía por sus piezas del tesoro de Magdala.