Ir a contenido

PROTESTA RACISTA

Cuatro heridos en el asalto a un centro de menores migrantes en el Masnou

Un grupo de manifestantes ha atacado un albergue de menores de la Generalitat

Es la tercera vez este año que un centro de tutelados sufre un altercado violento

Begoña González / Elisenda Colell

Cuatro heridos en el asalto a un centro de menores migrantes en el Masnou. / ÁNGEL GARCÍA (VÍDEO: EFE)

Por tercera vez en lo que llevamos de año un centro de niños tutelados que acoge menores migrantes no acompañados ha sido atacado de forma violenta. Los hechos han ocurrido este miércoles por la tarde en El Masnou (Maresme, Barcelona), tras una doble manifestación antiracista y de personas contrarias al colectivo, que ha vivido varios momentos de tensión. Según confirman fuentes del Govern y del mismo centro, un grupo de personas han irrumpido en el centro y han agredido a diversos jóvenes. Cuatro personas, de los cuales tres son menores, han recibido atención médica por diversas heridas y contusiones y han sido trasladados al hospital Germans Tries i Pujol (Can Ruti) de Badalona aunque el pronóstico no es grave. 

La Generalitat ha definido este acto como un "ataque violento" promovido por "un grupo organizado" y ha anunciado que va a denunciar los hechos. Desde la conselleria d'Afers Socials piden a la Justicia que actue "con la máxima contundencia" ante estos actos de "tanta gravedad". Este centro, en la localidad del Masnou, se trata de un equipamiento de primera acogida, instalado en un albergue del Xanascat desde septiembre del 2018. En él viven 50 menores migrantes no acompañados. 

El albergue de Xanascat en el Masnou / ANNA MAS

Los hechos ocurrieron después que unas 200 personas se concentraran este miércoles frente al Ayuntamiento de El Masnou (Maresme) para apoyar a la víctima de un intento de agresión sexual que tuvo lugar la madrugada del sábado durante la fiesta mayor de Sant Pere. El ataque fue perpetrado por un menor no acompañado (mena) tutelado por la Generalitat y desde el consistorio se ha querido aprovechar el acto para rechazar actitudes xenófobas después de que otros sectores de la población mostraran su rechazo a este colectivo de menores. 

La tensión ha comenzado cuando la manifestación antiracista ha topado con otra convocada en el mismo lugar y a la misma hora en contra de los menores. Según un testigo presencial del encuentro, los manifestantes en contra de los 'menas' "tenían una actitud agresiva, todo el rato gritaban consignas racistas, insultos e iban haciendo cortes de mangas". 

Durante la manifestación han tenido que intervenir efectivos de los Mossos d'Esquadra y antidisturbios. 

Heridos en el albergue

Tras la manifestación, el grupo de contrarios a los chicos migrantes ha acudido al albergue donde residen de forma temporal los menores tutelados. Fuentes del albergue de Xanascat han asegurado que sobre las nueve de la noche han sido confinados dentro. Allí, en los alrededores del centro se habría producido una pelea. El Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) ha tenido que intervenir para atender cuatro heridos de diversa gravedad. Tres de ellos son menores. Todos han sido traslados al hospital Can Ruti de Badalona aunque ninguno de ellos presenta un pronóstico grave. 

Fuentes del centro y de la propia Generalitat confirman que algunos de los heridos son menores que viven en el espacio. Fuentes de la cooperativa que gestiona el equipamiento ha asegurado a este diario que alguno de los menores ha tenido que ser trasladado al hospital por las heridas. De momento, según el SEM, ninguno de ellos se encuentra en estado grave.

Ante lo ocurrido el grupo de Acollida Popular El Masnou ha desconvocado la manifestación para "apoyar a los jóvenes migrantes y protegerlos", según han anunciado en su cuenta de Twitter. 

La Generalitat ha insistido que los jovenes que viven en estos centros son personas vulnerables. Han querido agradecer el trabajo que desempeñan los educadores sociales y el resto de profesionales, especialmente en situaciones tan complejas como estas.

Este ataque violento se suma al que ya se vivió en un centro de Canet a finales de febrero, y en Castelldefels a incios de marzo. Además, en la Zona Franca un grupo de personas apalearon menores migrantes que viven en un centro cercano durante las mismas fechas. A todo esto, han sido varios los municipios que han protestado contra la presencia de los menores en la localidad, entre ellos el de Rubí en plena campaña electoral de las municipales.