Ir a contenido

JUICIO EN BARCELONA

La fiscalía espera a oír a la víctima de Manresa para decidir si es violación

El ministerio público acusa provisionalmentre a los seis procesados de abuso sexual, a pesar de que hubo penetración

Un familiar de la muchacha intenta agredir a los acusados cuando salían de la vista y es reducido por los Mossos

J. G. Albalat

Un familiar de la víctima de ’la manada’ de Manresa trata de agredir a uno de los acusados. / VÍDEO: EL PERIÓDICO

La fiscalía está esperando la declaración de la víctima de La Manada de Manresa y de sus amigas para valorar si eleva o no la acusación a agresión sexual (violación) el ataque a una menor en el 29 de octubre del 2016, según las fuentes consultadas por este diario. En su escrito de acusación provisional, el ministerio público considera que los implicados solo cometieron un delito de abuso sexual y no agresión sexual, a pesar de que, según su versión, penetraron a la muchacha  “por turnos” en una caseta de una fábrica abandonada en la que se celebraba una fiesta.

La segunda sesión del juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona en la que debía declarar la víctima y las amigas que le acompañaron  ha sido suspendida este miércoles por el fallecimiento de un familiar de una abogada. La jornada, sin embargo, se ha visto empañada cuando el tío de la menor afectada, que cuando ocurrieron los hechos tenía 14 años, ha intentado agredir en la puerta del Palacio de Justícia a los seis procesados.

A primera hora de la mañana de este miércoles, se han concentrado frente a la Audiencia de Barcelona un grupo de familiares de la víctima para manifestar su repulsa. "Queremos justicia", "no es abuso, es violación", gritaron. Al salir los acusados de edificio judicial, el tío de la víctima se dirigió disparado hacia ellos. Los mossos reaccionaron rápido y lo redujeron. Pasados unos minutos, quedó en libertad.

"Creen que la van a matar"

 “Es violación, 15 minutos cada uno y date prisa que me toca a mí. No, si yo no me tomar la justicia, la justicia está ahí (señalando la Audiencia de Barcelona)”, ha asegurado el tío de la chica. “Está mal, está mal, cree que la van a matar”, ha explicado  respecto a su sobrina. Está previsto que la víctima, al igual que las amigas que le acompañaron a la fiesta, declaren el lunes. Este jueves testificarán los médicos que la atendieron días después del suceso.

La fiscalía sostiene que los seis procesados abusaron de la menor, que iba bebida y había “consumido algún porro”. Bryan M. se la llevó a una caseta anexa la nave de la fábrica donde se celebraba la fiesta y allí “le introdujo el pene den la vagina”. Al cabo de un rato, este acusado se dirigió a Walter, otro de los implicados, diciéndole: “va, te toca a ti, 15 minutos cada uno y no tardes”.

En el escrito de calificación provisional, la fiscalía imputa un delito de abuso sexual continuado contra menor a los seis procesados, por el que les pide entre diez y doce años de cárcel, las máximas de ese tipo penal previsto para castigar los ataques en que no concurre violencia ni intimidación, sino que la voluntad de la víctima está anulada por el consumo de alcohol o drogas.