Ir a contenido

ESTUDIO PARA LA SOSTENIBILIDAD

Un informe exige medidas como Madrid Central para combatir la crisis climática

La Fundación Alternativas pide a los ayuntamientos de las grandes urbes que "consoliden y amplien" las zonas de bajas emisiones

Manuel Vilaseró

Activistas de Greenpeace protestan, el pasado lunes, contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid (PP) de no multar a los conductores que atraviesen Madrid Central.

Activistas de Greenpeace protestan, el pasado lunes, contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid (PP) de no multar a los conductores que atraviesen Madrid Central. / EFE / EMILIO NARANJO

El informe de Sostenibilidad en España 2019 de la Fundación Alternativas se centra en el papel que los ayuntamientos deben desempeñar en la lucha contra la contaminación y la crisis climática. En este sentido, no solo critica la suspensión de Madrid Central decretada por el alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP) sino que reclama que este tipo de iniciativas se extiendan al resto de las grandes urbes para reducir la contaminación y luchar contra la crisis climática.

Las zonas de bajas emisiones como la creada por la alcaldesa Manuela Carmena “no deben ser recortadas sino consolidadas y ampliadas para que resulten cada vez más efectivas”, señala el documento en el apartado de recomendaciones. La ciudades deberían complementar las limitaciones del acceso de vehículos al centro, según el informe, con la construcción de aparcamientos disuasorios, el fomento del transporte público y la racionalización del transporte de mercancías con vehículos limpios.

Impacto en la salud

La Fundación recuerda que la contaminación impacta directamente en la salud pero no pone esta vez el acento en el número anual de muertes prematuras que causa, un dato ya muy conocido. “Aunque la mortalidad es el impacto más grave de la contaminación, también es verdad que es al que menos personas afecta. Enfermedades como cáncer, patologías cardiovasculares, respiratorias, endocrinas, de salud mental, neurodegenerativas e incidencia en variables adversas al nacimiento son trastornos que indican que el problema de la contaminación atmosférica es un problema de salud pública” que va más allá de la cifras de fallecidos.

Para la Fundación Alternativas los ayuntamientos deberían tener mucho más protagonismo en la lucha contra la crisis climática. El ámbito local es clave, a su juicio, para el desarrollo de una transición ecológica más participativa y justa, dada la conexión de las ciudades con muchas de las áreas en transformación -energía, transporte, residuos, consumo-, y a la vez la mayor cercanía con los ciudadanos.

Autoconsumo

En el terreno de la energía, el documento -presentado hoy en Madrid por la ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera- insta a los municipios a adaptar sus normas para ayudar a la expansión del autoconsumo eliminando las trabas a la puesta en marcha de las instalaciones solares. Y pone como ejemplo de buenas prácticas la creación en Barcelona de una comercializadora eléctrica pública (Barcelona Energía). Aunque los redactores del informe entienden que no es una iniciativa al alcance de cualquier municipio, destacan que está sirviendo para potenciar el autoconsumo y la generación de energías renovables.

Las urbes, advierte el documento, no pueden permanecer ajenas al gran objetivo europeo de recuperar y reconectar su naturaleza. “Algunas de nuestras ciudades ya han adoptado, en mayor o menor medida, determinados compromisos para impulsar soluciones verdes en materia de movilidad, biodiversidad urbana, consumo de recursos y espacio público. No obstante, en muchos casos, los proyectos e iniciativas que surgen apenas tienen recorrido, ya que buscan más una imagen promocional de dudosa modernidad (mucha infografía y pocos proyectos) que un cambio efectivo de modelo de ciudad en el que la naturaleza pueda desempeñar el papel central que le corresponde”, critica.