Ir a contenido

Un grupo de personas discapacitadas rechaza la alternativa de TMB al cierre de la L1

TMB ha dispuesto un autobús lanzadera adaptado para este colectivo que sale de la avenida Meridiana con la calle Aragón, con lo que los usuarios con sillas de ruedas deben bajar del autobús lanzadera especial

Efe

Metro lleno en Plaza España

Metro lleno en Plaza España / Albert Beltrán

Un grupo de personas con discapacidades físicas han desestimado este lunes la solución alternativa que Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) les ha ofrecido para salvar el cierre parcial de la Línea 1 del metro y han reclamado poder viajar con el resto del pasaje hasta Glòries.

El representante de las personas con discapacidad en el Consejo Rector del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad, José Miguel Esteban, ha explicado este lunes en declaraciones a EFE que la solución propuesta por TMB "es una falta de respeto al colectivo".

TMB ha dispuesto un autobús lanzadera adaptado para este colectivo que sale de la avenida Meridiana con la calle Aragón, con lo que los usuarios con sillas de ruedas deben bajar del autobús lanzadera especial (que también está adaptado) y recorrer unos metros hasta el otro autobús, que les lleva hasta el ascensor del metro de la estación de Glòries.

Ese mismo autobús da la vuelta y recoge a personas con dificultades motoras de la citada plaza y les traslada hasta el Clot, donde pueden coger de nuevo otra lanzadera hasta Fabra i Puig.

Deben ir hasta Glòries

Esta solución se ha adoptado también por el hecho de que la estación de metro del Clot no cuenta con ascensores por lo que los discapacitados físicos que se mueven en sillas de ruedas o escúters homologados deben ir hasta la de Glòries, de la misma L1, que sí tiene ascensor para acceder a las vías del metro.

Fuentes del colectivo han criticado que esta solución, que aportó TMB el pasado sábado, primer día del inicio de las obras en la L1, no se haya testado con anterioridad con representantes del colectivo.

"Hasta hace diez días no se había informado al colectivo", ha asegurado Esteban, que también ha criticado que se ponga una lanzadera especial para ellos cuando lo que debería ser es que todo el mundo pudiera viajar con los mismos transportes totalmente adaptados.

Esteban espera que TMB se avenga a seguir buscando la mejor solución para los discapacitados físicos, intelectuales y visuales porque "aunque las obras duran sólo dos meses para un discapacitado que no se puede mover en transporte público se pueden convertir en dos años".