Ir a contenido

DIETAS SALUDABLES

Alimentos para combatir el calor

Sandía, fresas y hortalizas como la zanahoria nos permiten proteger el organismo de los efectos del sol

Carmen Hierro Rico

La sandía y el melón son dos frutas clave para combatir el calor.

La sandía y el melón son dos frutas clave para combatir el calor. / 123RF

Con la llegada del verano y el subidón de los termómetros es realmente importante atender a nuestra alimentación para conseguir combatir las altas temperaturas e hidratar nuestro organismo. Si cabe, esta prevención es más importante en personas mayores,  niños, bebés y por supuesto todas aquellas personas que padezcan de algún tipo de enfermedad.

Además de hidratarnos y beber mucha agua, incluso cuando no tengamos sed, hay muchos alimentos que debemos incluir en nuestro menú diario que nos ayudarán a combatir el calor y favorecen la digestión en los momentos más calurosos.

Gran variedad de frutas

Uno de los alimentos más recomendados en los meses de verano es la fruta. Su gran contenido en agua hace que se convierta en fundamental para ayudar a nuestro organismo en los días más calurosos.

Dentro de las frutas, aquellas más recomendadas son la sandía y el melón, que presentan un 92% y un 90% de agua, respectivamente, así como las moras, las fresas y frambuesas. Estos frutos rojos ofrecen al organismo un efecto inflamatorio, disminuyen la presión arterial y además facilitan la vasodilatación, todas ellas características que ayudan al cuerpo a bajar la temperatura y por tanto combatir el calor en los meses de verano.

¡No te olvides del picante!

A pesar de que muchos no escogerían alimentos o recetas picantes para combatir el calor, resulta que la reacción de nuestro organismo a la ingesta de este tipo de comidas hará que podamos refrescar nuestro cuerpo.

Esto es así porque el picante sube los grados de nuestro cuerpo igualándolos a la temperatura ambiente y estimula la circulación sanguínea, características que hacen que nuestro organismo produzca más sudor y la evaporación del mismo nos ayude a refrigerarnos.

Dentro de los alimentos picantes que podemos incluir en nuestra dieta diaria podemos destacar, por ejemplo, los pimientos y las guindillas, o especias como el curry y el pimentón.

Ricas ensaladas

Una de las opciones más utilizadas en los menús de verano son las ensaladas. Lo que buscamos con estos platos es que nos ayuden a refrescarnos y, además, que no nos aporten sensación de pesadez en el estómago que, aunque ocurre en cualquier estación del año, sobre todo en verano es muy incómoda.

De esta manera en los días de calor podemos conseguir hidratarnos con ricas ensaladas en las que escojamos como ingredientes alimentos con alto contenido en agua.

Además de contar con la lechuga, el brécol o las espinacas como base de la ensalada podemos incluir en la receta, para convertirla en un plato esencial de este verano, alimentos como el tomate, pepino, rábano, espárragos y la piña, todos ellos caracterizados por su gran aporte de agua.

En verano también se recomienda ingerir mucha zanahoria, alimento que además de ayudarnos a combatir el calor por su gran contenido de agua (un 87%) nos ayudará a lucir un mejor bronceado.

Sabrosa macedonia de frutas

La macedonia es uno de los platos por excelencia del verano tanto en comidas como en meriendas o cenas. En ella podemos incluir nuestras frutas preferidas. Si lo que queremos es hidratarnos y refrescarnos se recomienda que añadamos siempre trozos de piña, de melón, de sandía, de fresas y de moras. Si te gusta puedes incluirle zumo de naranja para hacerla más sabrosa.

Ensalada de espinacas y manzana

Para preparar la ensalada de espinacas podemos utilizarlas crudas bien lavadas o, por el contrario, hervidas. Independientemente de lo que decidamos una vez que las tengamos listas añadiremos rodajas finas de manzana, trozos de mozzarella fresca y algunas nueces al gusto. Aliña esta ensalada con aceite de oliva, un poco de sal y vinagre balsámico de Módena.

Pollo al curry con guindilla

Primero cortamos el pollo en piezas pequeñas, picamos una cebolla e incluimos un diente de ajo, un poco de jengibre y una guindilla sin semillas. En una sartén sofreímos la cebolla, el ajo, la guindilla y el jengibre con un poco de tomate frito. Cuando esté listo incluiremos el curry, la cúrcuma y el comino para añadir después el pollo. Cocinar hasta que esté dorado.

Hamburguesas de zanahoria

Una rica manera de comer zanahoria es cocinarla como hamburguesa. Debemos mezclar en un bol la zanahoria rallada junto con sal, orégano y ajo. Mientras batimos dos huevos y lo añadimos a esta mezcla hasta formar una masa. Haz bolas y dales forma de hamburguesa para después freírlas en aceite bien caliente. Puedes servir estas hamburguesas en pan o en el plato.

Espárragos con queso y jamón

Cuece en una olla con abundante agua y un poco de sal los espárragos blancos frescos tras limpiarlos y eliminarle las partes fibrosas. Una vez listos coloca los espárragos en una bandeja, añade queso y unos trozos de jamón serrano previamente fritos en aceite de oliva y hornea durante varios minutos. Sirve el plato con un aliño de aceite de oliva y vinagre de Módena.