Ir a contenido

El verano se estrena con fuerza

Una ola de calor africano dispara la alerta en Catalunya

Los termómetros rozarán los 40 grados en la mitad del territorio

Aviso de alta contaminación por las partículas en suspensión

El Periódico

Niños y niñas de un ’casal’ del barrio de Horta se refrescan en una fuente.

Niños y niñas de un ’casal’ del barrio de Horta se refrescan en una fuente. / Ricard Cugat

La Generalitat ha activado en false de alerta por ola de calor el Plan de Protección Civil de Catalunya (Procicat) porque se prevé que los se alcancen en las próximas horas hasta 40 grados en las comarcas de Lleida y en buena parte de las centrales. En el resto de España, la mitad de las provincias rozarán también esa elevada temperatura, que tiene como origen el viento africano que barrerá la península durante varios días.

Hoy ya se han superado los 36 grados en varios municipios, aunque el récord se ha registrado en Baldomar, una pedanía de Artesa de Segre. En Oliana y Artès, los termómetros han marcado 36,9 y 36,6, respectivamente.

Peor en el norte, mejor en el sur

En el resto de España, se espera que el miércoles se superen los 38 grados en La Rioja, Zaragoza, Navarra, Gupopúzcoa y Vizcaya. Curiosamente, las provincias que menos notarán la subida son las tradicionalmente más calurosas –Andalucía, Ceuta, Melilla y Canarias–. Y en todo el este peninsular y las Baleares, los termómetros oscilarán entre los 36 y los 38 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología.

El aire caliente de África afecta también a casi toda Europa occidental, poco acostumbrada al calor excesivo y con el temor de que se repitan situaciones como la vivida en Francia en el 2003, cuando fallecieron 15.000 personas en 15 días. Las autoridades francesas han declarado la alerta de "vigilancia naranja" en 53 departamentos donde se prevé que las temperaturas ronden los 35 grados, informa Eva Cantón.

Francia, Alemania e Italia

En París, las autoridades han instalado fuentes supletorias, mantendrán los parques abiertos durante la noche y distribuirán equipamientos especiales en escuelas y guarderías, así como botellas de agua entre las personas sin hogar.

En Alemania, donde se prevén valores de hasta 40 grados, las autoridades han introducido límites de velocidad en dos autopistas en el este del país, ante el peligro de dilatación del asfalto y el aumento del riesgo de accidentes.

Italia, país más acostumbrado a las altas temperaturas, registra valores "insólitos" y que no se vivían desde hace más de un siglo en el norte, según los expertos. Así, entre hoy y el viernes se prevé que los termómetros alcancen los 43 grados en ciudades como Alessandria o los 40 en Milán.

Partículas en suspensión

Otro de los problemas es la contaminación. El Departament de Territori i Sostenibilitat ha activado un aviso preventivo ante un posible nuevo episodio de alta contaminación atmosférica en Catalunya. El fenómeno estaría relacionado con el aumento de partículas en suspensión, la llegada de polvo del Sáhara y la poca dispersión atmosférica.

Para evitar sufrir un golpe de calor, que puede provocar la muerte, conviene hidratarse bien y no hacer trabajo físico excesivo ni practicar deporte al sol, comer alimentos frescos, frutas y verduras; no tomar alcohol, ni tampoco bebidas muy dulces ni calientes; usar ropa suelta, de materiales ligeros y de colores claros; protegerse del sol usando un sombrero o una sombrilla; usar cremas solares de, como mínimo, factor de protección 15 y evitar actos públicos o lugares cerrados sin ventilación.