El 65% de los ataques homófobos en Catalunya no se denuncian

Lo afirma el Observatorio contra la Homofobia, que el año pasado constató 113 actos de discriminación al colectivo

La oenegé pide más esfuerzos a la Generalitat y los Mossos para combatir la "infradenuncia"

Una manifestación del orgullo gay en una imagen de archivo. 

Una manifestación del orgullo gay en una imagen de archivo. 

2
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +

Solo el 47% de los ataques de discriminación contra las personas homosexuales, transexuals y bisexuales acaban con algún tipo de denúncia, ya sea penal o administrativa. Es lo que ha denunciado hoy el Observatori Contra la Homofóbia, en rueda de prensa, tras constatar que el año pasado registratron 113 ataques discriminatorios a este colectivo. Son datos similares al año anterior aunque aseguran que este 2019 están detectando un "importante repunte". 

Las agresiones físicas, verbales, las amenazas y el acoso reportadas por este organismo fueron el principal acto de discriminación, suponiendo el 41% del total de hechos. Un 8% de personas sufrieron el "derecho de admisión", es decir, no les dejaron entrar en un local por su orientación sexual. También un 8% de afectados padecieron discriminación en el trabajo, y un 7% sufrieron el odio hacia su coletivo a través de internet y las redes sociales.

Por colectivos, quienes más lo nota, o quienes más denunciaron estas agresiones verbales y físicas a la entidad, son los hombres homosexuales. Mientras que las personas transexuales son las principales víctimas del derecho de admisión y la discriminación laboral. Ocho de cada diez de cada actos de discriminación se producen en la provncia de Barcelona. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, en el observatori muestran cierta preocupación con los primeros datos que albiran este año. Si en todo el año pasado detectaron 27 actos discriminativos en la ciudad de Barcelona, este 2019 ya han superado la treintena. La mayoría, actos violentos cerca de locales de ocio durante las noches del fin de semana. "Estamos diagnosticando un patrón muy concreto, hombres jóvenes que agreden personas LGTBI los viernes por la noche", ha explicado el presidente de la entidad, Eugeni Rodríguez. El responsable ha vuelto a pedir que se cree una mesa de trabajo con Mossos y Síndic, además de las administraciones, para intentar resolver el problema. Una solución, un teléfono whatsap de apoyo. Otra, que los Mossos sean más sensibles y puedan admitir las denuncias en el centro LGTBI de Barcelona. 

"Necesitamos herramientas eficaces, cercanas y cómplices para combatir la infradenuncia", ha señalado Rodríguez, que ha constatado que solo 13 casos llegaron al ámbito penal. Si bien es cierto que los casos de discriminación laboral, de derecho de admisión o de insultos y vejaciones no pueden ser amparados con el código penal, la Generalitat, tiene el deber de multarlos por la vía administrativa aplicando la Ley Catalana contra la Homofobia. "El problema es que hace 4 años que se aprovó la ley y el reglamento que defina las sanciones sigue sin existir", ha criticado Rodríguez. Según el Observatori Contra la Homofóbia, el 'Govern' solo multó 9 casos, cuando ellos recibieron más de cien casos.